14 de agosto de 2021 12:05 PM
Imprimir

Ahora el clima define la producción

Mucho frío y heladas, pero escasas lluvias y poca nieve. Terminó la cosecha 20/21 y la siembra de invierno. Propuesta de Vicentin que enoja. Autoconvocados plantean otro cese de comercialización.

… que, aunque escasas, las lluvias de la semana en varias regiones trigueras alcanzaron para ahuyentar los temores de daños adelantados en el cultivo. Sin embargo, mangas de piedras muy localizadas y temporales causaron fuertes pérdidas, incluso de infraestructura, en media docena de distritos afectados. A su vez, los pronósticos cercanos no prevén más lluvias para los próximos días, lo que no termina de alejar el riesgo productivo para los granos de invierno. Lo mismo ocurre con la nieve en el oeste, lo que, de mantenerse, va a afectar sensiblemente a todas las actividades que dependan del riego con aguas de deshielo.

En tanto, en el corazón agrícola de la Pampa Húmeda, finalizó la cosecha del último ciclo y, en simultáneo, la siembra de invierno 21/22, sin mayores cambios respecto a la anterior, ya que el incremento de área ronda apenas las 300.000 hectáreas entre la cebada (de muy buenas perspectivas para esta campaña), y el trigo. De tal forma, el volumen de cosecha queda ahora en manos de la evolución del clima.

En tal sentido, Alfredo Elorriaga, del GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario, señala que “cambió la proyección de los organismos internacionales, y ahora muestran una probabilidad de evolución a una “Niña” de 68%. Según destacan del análisis de los registros históricos, “el forzante volvió a evolucionar a un enfriamiento, o a un evento Niña en el 80% de los casos”.

… que, mientras algunos comentaban el “pescadazo” en el Congreso debido a la caída de la actividad de capturas por la bajante extraordinaria del Paraná, otros igualmente malhumorados intentaban interpretar la propuesta de Vicentin a sus miles de acreedores (productores), de afrontar su deuda con una quita de 75% y a 20 años el pago, lo cual la torna inaceptable.

Simultáneamente, el anuncio del cierre de la planta petroquímica santafesina de la empresa Dow para el año próximo, que se retira así del país, también pesó en la balanza de los hechos negativos y se sumó al malestar que mostraron los autoconvocados en la asamblea de BellVille, donde acordaron elevar a las entidades de la Mesa de Enlace, un pedido de cese de comercialización de granos y hacienda, por 15 días (que sería en septiembre), lo que está teniendo dispar adhesión entre las organizaciones nacionales, que creen ver “algunas fisuras” entre los productores de base. También consideran que se hace muy difícil para muchos productores suspender sus ventas por 15 días, debido a la cantidad de compromisos en pleno avance de las siembras de la nueva campaña. De ahí que se le otorgue particular trascendencia a la Mesa Multisectorial que llevará adelante Carbap el 31 de agosto en Olavarría, donde la balanza se podría terminar de inclinar hacia uno u otro lado.

El caso es que la falta de respuestas concretas y de correcciones comprometidas por parte del Gobierno puso en una situación muy incómoda a los más dialoguistas que se quedaron sin argumentos frente a los más radicalizados. En ese contexto, el avance de la nueva Ley de Biocombustibles, acotando más las chances agrícolas; la votación unánime de los senadores para expropiar tierras del INTA; el incremento de casos de abigeato (sin que se clarifiquen), y especialmente el mantenimiento de las restricciones a la exportación de carne, flexibilidad comprometida varias veces por funcionarios de Economía y de Producción, estarían justificado los reclamos en pleno período proselitista.

… que “el pobre desempeño argentino contrasta con lo sucedido en países vecinos, también productores y exportadores, donde las exportaciones crecieron tanto en Brasil (+11%) como en Uruguay (+2%) en el mismo período”, sostiene un estudio de la Fundación Mediterránea que preside Pía Astori, hecho a partir de la disminución de las exportaciones argentinas de carne vacuna (que fue rápidamente aprovechada por los países vecinos), desde mayo pasado, cuando se aplicó la prohibición de ventas al exterior. “El cepo sobre las exportaciones castiga con particular intensidad al productor ganadero. En los últimos dos meses el novillo se valorizó entre un 4% y 10% en los países vecinos (animal en pie, en u$s/ kilo), mientras que en Argentina acumula una caída del 8%”, explicaron.

A pesar de esto, y de los pronósticos de una nueva liquidación de hacienda por desincentivo, tanto los precios de las vacas como los animales livianos para el consumo interno se mantienen firmes, igual que los terneros de cría y, si bien la carne al consumo bajó muy poco de precio, se registró un achicamiento de los márgenes de matarifes y carniceros. Por supuesto que el feriado del lunes, no ayuda a la regularidad ni de la oferta, ni de la demanda.

Publicidad