15 de agosto de 2021 11:54 AM
Imprimir

DSM tiene herramientas para mejorar resultados con suplementación del ganado

Uruguay : Victor Valério de Carvalho, es Zootecnista, Supervisor de Ganado de Carne, Rumiantes LATAM y explicó en qué está la compañía en cuanto a las estrategias para la suplementación del ganado en pastos de baja calidad

Pablo D. Mestre

– ¿En qué están en el tema ganadería?

-Considerando que la demanda nutricional sobre las fincas es relativamente constante durante el año, la toma de decisiones orientadas a minimizar los efectos de la estacionalidad de la producción de pastos es clave para una planificación anual coherente y adaptable a diferentes categorías de animales. Para eso surge la adopción del sistema combinado de uso de pastos/uso de suplementos como una herramienta eficaz e importante para acelerar el aumento de peso de los animales y maximizar la eficiencia y rentabilidad de ganado en pasturas.

– ¿Qué importancia tiene la suplementación?

-La suplementación de macro y micro minerales con tecnologías que garantizan alta biodisponibilidad para los animales es la base para garantizar salud y buena productividad. Además de eso, la suplementación con proteínas es imprescindible para la utilización eficiente del forraje, principalmente en la sequía donde hay una disminución de la cantidad y calidad del pasto.

El consumo de materia seca disminuye rápidamente cuando el contenido de La proteína cruda (PC) en forrajes alcanza valores por debajo del 7%, como consecuencia de deficiencia de nitrógeno en el rumen, que compromete la actividad microbiana. En los pastos en períodos secos, o en invierno, el contenido de PC es generalmente menor del 7%. En este caso la suplementación con proteínas mejora el estado proteico y energético de los de los animales aumentando el consumo y la digestibilidad de la materia seca del pasto y consecuentemente las ganancias y status nutricionales de los animales.

– ¿Cuál es el objetivo?

-En la época seca del año, uno de los objetivos a conseguir con la suplementación es ajustar los niveles deficientes de proteína del forraje, aumentando la eficiencia de degradación de la fracción fibrosa y, en consecuencia, el consumo y el aprovechamiento de la materia seca del forraje. Por tanto, el uso de suplementación estratégica en esta etapa es una opción para el aporte de nutrientes limitantes, lo que favorece una mayor eficiencia uso de pastos y consumo de nutrientes digestibles, generando un excelente beneficio/costo. Así que tenemos dos fases para planificar la estrategia de suplementación utilizada en la sequía.

– ¿Cuáles son esas fases?

-Primero, la identificación de nutrientes limitantes (macro y micro minerales, proteína, energía). Maximizar la producción de proteínas microbianas y aumentar el consumo y digestión del forraje.

Y, en segundo lugar, aumentar las cantidades de suplementación según las metas de producción.

– ¿Cuál es la estrategia?

-Existen varias tecnologías de suplementación donde la elección de la mejor estrategia debe basarse en las oportunidades comerciales de las fincas, así como en la estructura y nivel de intensificación, siempre en base a un adecuado programa de gestión financiera buscando los mejores resultados a los productores.

– ¿Cómo es el modelo pasto/Suplemento mineral ureado?

-La mezcla de macro y micro minerales más urea es útil para mantener el peso de los animales durante la época seca de forraje de baja calidad, o, dependiendo de la disponibilidad y calidad de los pastos promover ganancias bajas. Constituye un método sencillo y económico para ser utilizado en el rebaño, ya sea que se busca adaptar el ganado al uso de urea o cuando es parte de un plan nutricional donde se va hacer el uso intensivo de suplementos en alguna etapa del sistema de producción. También es útil en caso de suplementación de hembras cuando el objetivo es mantener la condición de escore corporal, si ya se está en situación adecuada para la reproducción.

– ¿Y el modelo Pasto/Suplemento mineral proteico?

-Los costos requeridos para estructura, transporte y distribución diaria de suplementos para el pastoreo son bastante significativos. Así que estrategias que garantizan mayores ganancias pueden aumentar la facturación y diluir los costos fijos, asegurando mayor ganancia al productor.

El suministro de suplementos minerales proteicos en la cantidad 0,1% del peso corporal, puede promover el consumo y digestión del forraje además de aumentar el aporte de proteína de la dieta, resultando en ganancias alrededor de 200 gramos adicionales en comparación con los animales que reciben suplementos minerales tradicionales, situación que generalmente hay pérdida de peso en invierno o en sequía.  Los productos de esta línea están asociados con producción de hembras semi precoces y la recuperación del puntaje corporal de las hembras en el preparto, lo que puede asegurar un mejor desempeño reproductivo en la próxima temporada de cría.

Para los machos, esta estrategia permite acelerar la recría y acortar el tiempo para faena, y puede utilizarse en un plan nutricional para terminar a los animales en menor tiempo, generando mayor flujo de capital.

– ¿Cómo es el suplemento mineral proteico-energético?

-En el momento del destete, los animales pasan por fuertes cambios desde el punto de vista nutricional, además de condiciones de alto estrés.

La transición a un plan nutricional bajo, sumado al estrés pos destete, comúnmente incide en la pérdida de peso de los animales, en una fase de alto potencial de crecimiento. En este sentido, para esta fase están indicados los suplementos minerales proteico-energéticos, donde el objetivo es balancear las cantidades de proteína y energía de la dieta para ganancias de peso superiores en una categoría sumamente eficiente.

– ¿Cómo es el suministro de productos?

-La línea de productos que sigue estos fundamentos se suministran generalmente en cantidades de hasta el 0,3% del peso corporal para animales en crecimiento, lo que resulta en ganancias de 300 hasta 500 gramos por día adicionales a lo que se logra con los suplementos minerales tradicionales.

– ¿Qué ejemplos tiene?

-En el estudio con bovinos machos Nelore  durante el período post-destete en la sequía por 84 días en pastos de Brachiaria decumbens (5.5% PC; 65% NDF), animales que recibieron suplementación proteico-energética (29.2% PC) con la ingesta promedio de 946 g / día (~ 0.37% del peso corporal) tuvo ganancias adicionales de 362 g / día en comparación con los animales que recibieron suplementos minerales (GMD, 503 vs 141 g / d), lo que resultó en 30.4 kg adicionales de aumento de peso, es decir, un extra al final del período seco. Varios trabajos demuestran que, con el uso de suplementos proteicos y proteico-energéticos en las fases de crecimiento, además del 150 kg de peso corporal obtenido en pasturas con buen manejo por calidad y cantidad, es posible sumar más de 60 kg por animal con proteína- suplementación energética en un período de 12 meses, aumentando la producción y el beneficio por unidad de área y permitiendo la faena de animales menores de 24 meses en sistemas de acabado intensivo.

– ¿Cómo son los resultados?

-Las técnicas que reconocen la multiplicidad de la suplementación han permitido minimizar los efectos de la estacionalidad y potenciar el rendimiento del ganado durante la época invernal o períodos de seca. Con un buen manejo de las pasturas tanto en cantidad como calidad, sumado a un plan de suplementación adecuado permite lograr faena de animales de entre 16 y 20 meses, eliminando el segundo invierno de la vida del animal. En hembras, permite llegar a servicios de 14 a 20 meses (dependiendo esta variación de la intensificación de la base forrajera), obedeciendo al límite impuesto por la genética, mejorando los índices económicos del sistema vaca/ternero.

Fuente:

Publicidad