15 de agosto de 2021 12:11 PM
Imprimir

La sintonía fina del Usda no despeja las dudas en la soja

La situación es igual de ajustada en agosto 2020, cuando los fondos decidieron adoptar una posición compradora en Chicago.

El jueves se conoció el informe mensual de oferta y demanda que publica el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda). Como el mercado esperaba, el organismo ajustó hacia abajo los rindes y producción de soja estadounidense.

En su último estimado, el Usda proyecta ahora un volumen de cosecha de 118,08 millones de toneladas, contra 119,88 millones estimados el mes anterior y 112,55 millones de la cosecha 2020/21.

Se trata de una baja en la producción mensual de 1,8 millones de toneladas, y si lo compramos con la campaña anterior se trata de una suba interanual de 5,53 millones de toneladas.

Para que las existencias finales de soja estadounidense no caigan por debajo del mínimo histórico de 3,66 millones de toneladas registrados durante 2020/21, el organismo tuvo que recurrir a la baja en el consumo doméstico de soja en 600 mil toneladas, y una baja de 540 mil toneladas en las exportaciones: de 56,47 millones a 55,93 millones de toneladas.

Como vemos, el Usda está ajustando con sintonía muy fina los volúmenes de consumo de soja en Estados Unidos, tanto en su mercado interno como de la exportación.

Con este ajuste en la demanda, el organismo logró mantener las existencias finales de soja estadounidense en 4,21 millones de toneladas, apenas por debajo de los 4,22 millones proyectados el mes anterior, y sólo 550 mil toneladas por arriba del menor volumen de existencias durante el 2020/2021.

En términos del análisis de los números macro del balance de oferta y demanda de soja estadounidense, la situación es muy ajustada y dista de estar lejos de un escenario de tranquilidad en los mercados.

Para ser sinceros, la situación de existencias es igual de ajustada de la que se registró en agosto del 2020, cuando los fondos decidieron construir una posición comprada o long, con una visión totalmente alcista del mercado. Se trató de un hecho que finalmente ocurrió, ayudada por la fuerte sequía que se produjo en Sudamérica, con mermas en la producción de soja principalmente en la Argentina y que trajo una reducción de seis millones de toneladas en la cosecha 2020/2021.

En la región

Las proyecciones del Usda para Brasil 2021/2022 muestran un volumen de producción récord de soja de 144 millones de toneladas, (137 millones de toneladas 2020/2021) y en el caso de la Argentina una considerable recuperación de la producción en seis millones de toneladas: de 46 millones (2020/2021) a 52 millones de toneladas (2021/2022).

Un dato no menor; las exportaciones de soja de Brasil llegaran al récord de 93 millones de toneladas (82,5 millones en 2020/2021) y capturará buena parte del aumento de las importaciones de soja por parte de China: en el histórico proyectado de 101 millones de toneladas, contra 97 millones de toneladas en el 2020/2021.

En este contexto tendremos un mercado muy dinámico para la soja en Sudamérica, principalmente en Brasil que es el primer exportador mundial y el primer proveedor de China.

En el caso de Estados Unidos, el ajustado balance y demanda interna y de sus exportaciones auguran un mercado muy sensible y volátil. Una plaza que estará más preocupada por el factor climático de corto plazo que por factores de demanda de mediano plazo.

Sucede que la producción de soja estadounidense todavía no está definida, y va a depender de los pronósticos de lluvias para los próximos 10 días.

En este sentido, el pronóstico de entre el 12 al 22 de agosto muestra lluvias poco significativas en cantidad y cobertura, principalmente sobre los estados del midwest (Dakotas, Minnesota, Iowa, Wisconsin y Nebraksa), muy afectado por focos de sequía que no han logrado recomponerse.

Fuente: AgroVoz

Publicidad