17 de agosto de 2021 19:09 PM
Imprimir

CAEN LA PRODUCCIÓN Y EL CONSUMO DE CARNE

A más de dos meses del cierre de exportaciones, la producción de carne vacuna se desplomó otro 14% y el consumo tocó el piso de escuálidos 47 kilos per cápita en el marco de una suba incesante de precios. Estas son las principales conclusiones del informe elaborado por la Cámara de la Industria y el […]

A más de dos meses del cierre de exportaciones, la producción de carne vacuna se desplomó otro 14% y el consumo tocó el piso de escuálidos 47 kilos per cápita en el marco de una suba incesante de precios.

Estas son las principales conclusiones del informe elaborado por la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), que agrupa a los frigoríficos y que subraya que en un año consumo se reduce sin cesar: 47,5 kilos contra 50 de 2020.

El reporte precisa que en julio de 2021 la industria faenó 1,06 millones de cabezas de hacienda lo que en la comparación interanual representa una retracción en la producción del 14,3%.

Al respecto, Miguel Schiariti, titular de la gremial empresaria explicó: “Como anticipáramos todos los actores de la cadena, no era la solución, dado que nos encontrábamos en un problema de restricción de oferta producto de la muy abultada emisión monetaria”.

Frente a la depreciación del peso, los productores, a pesar del aumento de los terneros de destete, siguieron comprando y convalidando el incremento sostenido durante 2020, hasta que duplicó su valor: de $105 a $220 por kilo vivo.

Al mismo tiempo, detalla el reporte, el valor del maíz también se duplicó, y de los $8 el kilo en marzo 2020, se ubica en $ 18 por lo cual a los productores de terneros de 320/330 kilos a hacer una recría a campo mucho más lenta, que demora alrededor de ocho meses.

“Esto es lo que genera la crisis de oferta de ganado de consumo, por lo que a pesar de haber explicado a los funcionarios este proceso, cerraron las exportaciones sin ningún resultado en el precio de la carne al público”, lamentó Schiariti, al señalar que tras 70 días de cierre de exportaciones, la carne en el mostrador aumentó 6% en junio y 8% en julio.

Ei reporte consigna que en julio último la industria frigorífica faenó 1,06 millones de cabezas de hacienda vacuna, una merma que con relación a junio indica que el nivel de actividad cayó 4,1%, mientras en la comparación interanual la retracción fue del 14,3%.

“Tal como lo venimos planteando desde hace casi tres años en este informe, a partir de la primavera de 2018 la política monetaria fuertemente contractiva encarada por el Banco Central para recuperar la estabilidad macroeconómica llevó la tasa de interés real a un nivel incompatible con el negocio pecuario. En aquel momento el ciclo ganadero ingresó en una nueva fase contractiva”, advirtió Ciccra.

La pérdida producida por la sequía entre 2019 y 2020 fue de 943.300 cabezas por lo que, eEn consecuencia, la participación de las hembras en la faena total descendió a 43,9% en el séptimo mes del 2021.Y en julio la producción de carne vacuna equivalió a 244 mil toneladas de res con hueso.

“Asumiendo que el volumen exportado se mantuvo en torno a las 50 mil toneladas, la absorción del mercado doméstico habría sido de 194 mil”, estimó el reporte.

LOS TRABAJADORES DE LA CARNE LOGRARON UNA SUBA SALARIAL DEL 45%

Por otra parte, la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados acordó con las Cámaras Frigoríficas de Carne Roja un nuevo incremento salarial del 15%, que implica un acumulado al 45% para el periodo abril de 2021-marzo de 2022.

De esta forma, la suba salarial del sector se ubica en la pauta en torno al 45% por la cual vienen firmando en las últimas semanas la mayoría de los sindicatos.

El entendimiento se rubricó en la reapertura de la paritaria con las cámaras AFIC, CAFRISA, CICER, FIFRA y UNICA, y el sindicato destacó que fue “producto de la responsabilidad social que ambas partes asumieron en un contexto muy difícil con motivo de la pandemia COVID 19”.

El acuerdo establece un nuevo 15% distribuido en enero, febrero y marzo de 2022 que, sumado al 30% firmado en abril pasado, conforma el total del 45%.

Sucede que habían acordado en el primer cuatrimestre del año por una cifra más alineada a la pauta del 29% que había proyectado el Gobierno para este año, pero que quedó desactualizada con el transcurso de los meses a raíz de la escalada inflacionaria.

El sindicato de trabajadores de la carne reivindicó el rol de los empelados del sector y expresó su “reconocimiento” debido a que “siguen comprometidos con el rol de trabajadores esenciales en el marco de la pandemia”.

La Federación de la Carne cuenta con más de 50.000 afiliados distribuidos en más de 70 filiales en todo el país.

Publicidad