19 de agosto de 2021 10:04 AM
Imprimir

Los ganaderos nicaragüenses piden que no se permita el ingreso de productos cárnicos desde Colombia por la fiebre aftosa

El sector ganadero nicaragüense expresó su temor al riesgo que representa para el hato la fiebre aftosa, un mal que está presente en la carne bovina proveniente de Colombia, por lo que urgieron al Gobierno a no permitir el ingreso de ese producto desde ese país en el marco de un acuerdo comercial que se […]

El sector ganadero nicaragüense expresó su temor al riesgo que representa para el hato la fiebre aftosa, un mal que está presente en la carne bovina proveniente de Colombia, por lo que urgieron al Gobierno a no permitir el ingreso de ese producto desde ese país en el marco de un acuerdo comercial que se está negociando con la nación sudamericana, para que Nicaragua no pierda el estatus sanitario del cual goza hasta ahora.

René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), explicó al diario La Prensa que actualmente el país está negociando un acuerdo comercial con Colombia y se le pidió al sector sus consideraciones del mismo en el marco de esas conversaciones.

“Se está dando una negociación con Colombia y nosotros tuvimos un simposio en Expica el viernes antes de terminar e invitamos al Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), fue la responsable de los Tratados de Libre Comercio y nos presentó la situación con los diferentes países y ahí se presentó también esta negociación con Colombia y Paraguay”, indicó.

Desde 1985 Nicaragua mantiene un acuerdo comercial de alcance parcial con Colombia y en marzo del 2018 se informó que se empezaron negociaciones para ampliar el intercambio comercial y mediante el cual ese país busca incorporar cerca de 20 categorías de productos.

Como respuesta, el sector aseguró que es peligroso importar carne de países sudamericanos, principalmente los que están siendo afectados por esta fiebre, ya que ponen en riesgo al hato nacional. Según estimaciones de Conagan, en Nicaragua hay aproximadamente seis millones de cabezas de ganado y el país nunca ha sufrido de esta fiebre.

“Estábamos un grupo de ganaderos y le manifestamos que no estábamos de acuerdo sobre la negociación con Colombia, Paraguay, Uruguay, Argentina o cualquier país del sur, de que ingresara la carne. Si quiere nosotros le podemos abastecer de carne, pero no recibirla de ellos”, enfatizó.

Según la Organización Mundial de Sanidad Animal, la fiebre aftosa es una enfermedad vírica, sumamente contagiosa que afecta al rebaño, provocando graves repercusiones productivas y económicas. Esta puede afectar a los bovinos, porcinos, ovinos, caprinos y otros rumiantes ungulados. “Todas las especies de ciervos y antílopes como también elefantes y jirafas son susceptibles a esta enfermedad”, añade.

“La fiebre aftosa se caracteriza por fiebre y úlceras en forma de ampollas en la lengua y labios, en la boca, en las ubres y entre las pezuñas. Ocasiona graves pérdidas de producción y aunque la mayoría de animales afectados se recuperan, la enfermedad a menudo los deja debilitados”, sostienen.

¿Cómo se transmite? El Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) indica que el virus se puede transmitir directamente a través del contacto de animales enfermos con animales sanos, semen y embriones.

Asimismo, “de manera indirecta, a través de la eliminación del virus por la saliva, lesiones, orina y heces que contaminan el alimento, agua, equipos y materiales de trabajo. Los productos y subproductos provenientes de animales infectados constituyen otra fuente importante de diseminación del virus. Entre estos tenemos: carne, quesos frescos, embutidos y carnes congeladas”, agregan.

Nicaragua no está preparada para este panorama
A criterio de Blandón, Nicaragua no cuenta con las condiciones para hacerse cargo de la situación si se llega a establecer esta enfermedad en territorio nacional. “Somos un país pobre, si nos agarra una fiebre aftosa, en determinados sectores del país tendrían que erradicar completamente las reses y el ganadero no tiene para reponer eso”, añadió.

Siguiendo esta línea, compartió que en otras partes del mundo los gobiernos reponen la inversión al ganadero, “aquí no creo que pueda suceder esa situación, entonces mejor prevenir que lamentar”, recalcó.

“La ganadería sigue siendo el rubro más importante de la economía de Nicaragua, la viene dinamizando por más de 10 años, generando empleos con gran estabilidad social y además no ha dejado de producir, más bien cada día va incrementando más”, sostuvo.

Blandón explicó que no hay que confiarse de la vacunación en Colombia, puesto que no es ciento por ciento segura en cuanto a efectividad, “eso no es una gran seguridad para traer carne de procedencia de esos países, estás con el riesgo”.

Fuente: laprensa.com.ni

Fuente:

Publicidad