20 de agosto de 2021 10:42 AM
Imprimir

En julio se registró una abrupta caída de las exportaciones de carne de cerdo: qué pasó

Una baja en la demanda de China generó que las ventas del mes pasado se desplomaran un 83% versus julio de 2020.

La exportación de carne porcina en julio pasado cayó a valores tan bajos que no se registraban desde hace dos años. En tanto, para comparar, mientras en julio de 2020 se vendieron al exterior 6026 toneladas, este año fueron 1020 toneladas. Las exportaciones se desplomaron un 83%.

“Fue una caída abrupta. En julio se exportó un tercio del promedio, que es 3000/3500 toneladas, y las perspectivas para agosto no son buenas; posiblemente estemos en números similares”, sostuvo el consultor Juan Luis Uccelli.

En diálogo con LA NACION, Uccelli detalló que la caída en las exportaciones se debe a que China, que es el principal comprador de carne porcina, se retiró del mercado, lo que generó una disminución en la demanda y que bajaran los precios internacionales.

No obstante, puntualizó que en la Argentina hubo un efecto contrario. A pesar de que el volumen de mercadería destinada al mercado local fue mayor, que se aumentó la producción y disminuyó el precio internacional, los valores para el cerdo en la Argentina aumentaron.

Con relación a China, Uccelli explicó que allí hubo una suba importante en los costos de producción, vinculados con los granos, entre otros. Indicó que hubo muchos criaderos que cerraron y volcaron la producción que tenía en el mercado local chino. En este contexto, se generó un mayor stock. El gigante asiático se retiró del mercado de compra de carne de cerdo mundial en donde venía siendo líder tras la menor producción que allí ocasionó la enfermedad de la peste porcina africana.

Con la retirada del principal comprador, disminuyó drásticamente la demanda y, como consecuencia, bajaron los precios. El equivalente de los seis cortes de cerdo, que es la mitad cortada en la paleta, el tronco y el jamón, que había llegado a estar en los 3200 dólares la tonelada en marzo y abril, bajó a menos de 2000 dólares en junio y julio.

La menor demanda de China impactó sobre el comercio mundial de la carne de cerdo
La menor demanda de China impactó sobre el comercio mundial de la carne de cerdoArchivo

“En la Argentina el 80% de lo que exportamos es a China. Entonces, nos encontramos con un problema ahí, por eso la baja abrupta de la exportación”, detalló el consultor.

En septiembre, estimó, la situación podría retornar a los promedios de 3500 toneladas que se estaban exportando normalmente.

Pese a la caída de las exportaciones de julio pasado, según los datos aportados por el consultor con base a información oficial de Aduana y AFIP la suma de los siete primeros meses de 2021 dio un incremento del 13,6% en las exportaciones versus igual período de 2020.

En tanto, se proyecta un volumen mayor para todo 2021. “El año pasado se exportaron 42.000 toneladas y esperamos para este año 50.000″, sostuvo.

A pesar de que el valor internacional cayó y que la Argentina exportó menos, con lo cual más mercadería se volcó en el mercado local (de junio a julio hubo 6,5% más de kilos ofrecidos), además de que desde el exterior ingresó también más carne importada, internamente los precios para la producción subieron.

“Hay dos razones que son claves para la suba del precio local. La primera y fundamental es que como el cerdo, al ser una carne accesible y barata, está entrando mucho en el famoso canal Horeca -Hoteles, Restaurantes y Catering-, aumentó la demanda respecto al año pasado”, remarcó.

La otra situación, detalló, es que todavía, a pesar de los aumentos, la carne de cerdo es competitiva frente a la carne de vaca. “Llegamos a diferencias del 60% y hoy estaremos en un 35/40% más barata, que para los bolsillos muy flacos de los argentinos es una opción interesante”, precisó el consultor.

Más allá de la baja de las exportaciones en julio pasado, Uccelli señaló que durante agosto “China empezó a comprar de vuelta”.

“Volvieron a subir los precios y, para mí, en septiembre y hacia adelante va a volver a compras interesantes. No sé si parecidas a las del año pasado pero sí muy superiores a las de 2018/2019, antes de la peste porcina africana”, opinó.

A fin de junio último, la peste porcina africana, que estaba presente en África, Europa, Asia y Oceanía, llegó a República Dominicana. “Junto a instituciones privadas de 18 países de América Latina estamos trabajando para evitar que esa peste no pase al continente y sigamos manteniendo el estatus porque es una enfermedad tremenda, que cuando aparece hace desastres. Ya lo estamos viendo en República Dominicana que hay una alta mortalidad y un sacrificio muy grande de animales”, indicó.

Pese al peligro que significa la llegada de la enfermedad al continente americano, señaló que las posibilidades de que ingrese en la Argentina son menores porque “el Senasa trabaja muy bien, tan es así que el país es libre de enfermedades que el resto del mundo tiene, como el Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino y, además, por nuestra ubicación tenemos la suerte de estar bastante aislados”, concluyó.

Pilar Vazquez

Fuente: LaNacion

Publicidad