22 de agosto de 2021 10:34 AM
Imprimir

Uruguay : Mejoran procreos en ovinos y será un año muy mellicero

Con menos stock, sigue la apuesta a incrementar la aplicación de tecnología para asegurarse los corderos

Pablo Antúnez

La oveja siempre se preña bien, pero el 2021 será recordado como el año más mellicero. Al menos así lo reflejó el 6to. Taller de Gestación en Ovinos, organizado por INIA La Estanzuela, con el apoyo del Secretariado Uruguayo de la Lana.

El mayor desafío a esta altura del partido, es optimizar la supervivencia de los corderos nacidos, aplicando manejo nutrición y sanitario, para incrementar la producción y reflejarlo en los números de la empresa, en momentos en que se precisan más corderos y valen como nunca.

Con un stock menor, la producción ovina aplica cada vez más tecnología y apunta a la calidad, para optimizar el resultado productivo de las empresas. El gran desafío es cómo valorizar la producción con menos animales y para eso, las certificaciones de procesos serán claves.

El 6to Taller, impulsado por la Dra. Georgget Banchero y el equipo de INIA, se dividió en bloques. Por un lado, los veterinarios mostraron los resultados productivos en sus zonas. Se logró 93% de preñez , con 112% de potencial de parición (cada 100 ovejas se esperan 112 corderos) sobre 181 mil ovejas que pasaron por los ecógrafos.

Luego hubo un intercambio de preguntas con la audiencia, con productores de Uruguay, Argentina, Colombia y Paraguay conectados y ávidos de conocer qué tecnologías se aplican. A su vez, técnicos del SUL mostraron las opciones de manejo pre parto, así como tecnología para asegurarse los corderos. Se explicó las ventajas de usar pastor de Maremma para cuidar la majada, que INIA Las Brujas viene impulsando desde hace muchos años, a través del Ing. Agr. Andrés Ganzábal.

Gabriel García Pintos, veterinario retirado y productor, pero también fuerte impulsor de los talleres de gestación, dio la bienvenida junto al equipo de INIA y reconoció que este evento “es referente en la cría ovina”. A su vez, el Ing. Agr. Gabriel Ciappesoni, director del Programa Carne y Lana de INIA destacó la importancia del evento y recordó la figura de Enno Wenckebach, productor e introductor de la raza Texel en Uruguay y Sudamérica, recientemente fallecido.

Aportes. Los veterinarios Joaquín Gambetta (zona norte y noreste), Juan Andrés García Pintos junto con Gonzalo Rodríguez, Martín Sanguinetti, Federico Días y Juan Manuel Duran (zona centro este y algo del norte), Pablo Marinho (noreste y este) y Santiago Bordaberry junto con Sebastián Viana (zona centro), presentaron los resultados de las ecografías.
Gambetta diagnóstico 47.717 ovejas, con un porcentaje promedio de gestación de 94,6%, esperándose 51.847 corderos entre todas las razas e independientemente de la fecha del servicio. La gestación múltiple detectada es 14% y 108% de potencial de parición (de cada 100 vientres se esperan 108 corderos).

El profesional destacó que “continúa subiendo la eficiencia reproductiva de las majadas, lento pero avanza”. En ese sentido, recordó que el índice de eficiencia reproductiva en 2019 fue 107% en las zonas donde trabaja y en esta zafra se llegó al 108%. “Eso se refleja en un aumento en el porcentaje de preñez general”, explicó Gambetta.

Este y centro oeste. En este caso Juan Andrés García Pintos y su equipo evaluó 68.531 ovejas y encontró 92% de preñez y 27% de prolificidad (45.573 con única cría y 17.501 con mellizos). A nivel de las borregas, que fueron 6.215 las evaluadas, la preñez fue 93% y el índice de prolificidad 9% (5.228 vientres con único feto y 546 con mellizos).

En estas zonas del país, fue un verano seco, complicado para la cría y para las aguadas, pero las majadas tuvieron una muy buena sanidad.

Posteriormente, el clima ayudó a las majadas de cara a la encarnerada, porque en muchos casos comenzó a llover previo al servicio o ya comenzado, lo que posibilitó recuperar condición corporal.

García Pintos resaltó que “es notoria una mayor utilización de cruzamientos, maximizando la prolificidad de las ovejas, usando biotipos más carniceros y buscando superar el 100% de señalada en predios del Río Negro para abajo”, que son predios más carniceros. A su vez, en los predios con orientaciones laneras, “hubo un fuerte nivel de cruzamiento con majadas de lanas más finas”.

Según el profesional, es notorio también el incremento en la aplicación de tecnología como la suplementación, la clasificación de las majadas y el uso de resguardos, entre otras.

García Pintos contó que en muchos predios que atiende se aplica un manejo diferencial de la majada durante todo el año, con identificación de los vientres melliceros. Se suma un manejo nutricional diferencial posterior a las ecografías, al destete y durante toda la etapa de recría. A su vez, dijo notar “mayor uso de la suplementación”. En los predios al sur del Río Negro se adelanta el servicio y la parición, buscando sortear los temporales de agosto y queriendo embarcar corderos antes de fin de año.

Cerro Largo. Pablo Marinho diagnosticó 15.075 vientres de 35 productores, con un promedio de 431 ovinos por establecimiento. El especialista dijo haber encontrado “muchos mellizos y trillizos” en las ecografías, por lo que se espera un buen número de corderos. En ovejas encontró 93,5% de preñez, 23% de los vientres con preñeces múltiples, 115% potencial de destete. A nivel de las borregas, de un total de 98,395 vientres, fueron 15,32 las preñeces múltiples y 85,32% de porcentaje de preñez.

Como un aspecto fundamental que permite un buen resultado productivo, Marinho destacó que el 65% de los vientres recibieron carneros que estaban revisados y eso es fundamental para asegurarse los corderos. Desde hace décadas, veterinarios y técnicos de campo vienen insistiendo en la necesidad de revisar los carneros 90 días antes del servicio, para descartar aquellos que están al límite de su etapa reproductiva o presentan problemas que dificultan un buen servicio, como patologías del aparato locomotor. “Se obtuvieron los mejores porcentajes de preñez y destete desde que comenzaron los talleres”, remarcó Marinho.

Zona centro. Finalmente, Santiago Bordaberry y Sebastián Viana de la firma Agromedical evaluaron un total de 43.274 vientres ovinos en 55 predios. Encontraron un 94% de preñez con 18% de preñeces múltiples. Desglosado por categoría, de 9.861 borregas la preñez fue 93%, con 8,8% de preñeces múltiples, porcentaje muy parecido a otros años.

“El potencial de destete en esta zafra es 111%, el máximo que hemos logrado desde 2004. El promedio histórico de potencial de destete en la zona de influencia del equipo es 104,4%”, dijo el veterinario desde Durazno. “Fue un buen año de los mejores por combinación de buenas tasas de mellizos, sumado a buen índice de preñez” resumió Bordaberry.

Fuente: El Pais

Publicidad