22 de agosto de 2021 14:51 PM
Imprimir

Cruce de Brahman por BON, una alianza exitosa para el ganadero

Colombia :El cruce de la raza Brahman con el ganado Blanco Orejinegro (BON) ha dado buenos resultados en materia de producción de carne, precocidad, habilidad materna, entre otros aspectos.

La raza Brahman cuenta con precocidad, habilidad materna y capacidad de producción; mientras que el BON es un animal dócil y de temperamento tranquilo, además posee mucha fortaleza y es adecuado para el trabajo, por ejemplo, para recorrer caminos pedregosos. El Brahbon, como se conoce este cruce, se considera de triple propósito (carne, leche y trabajo).

Además, el BON posee características de gran valor económico como habilidad para reproducirse y sobrevivir, rusticidad expresada especialmente en la resistencia a parásitos y garrapatas, su capacidad de pastorear y aprovechar los forrajes toscos, fibrosos y de escaso valor nutritivo.

Los animales adquiridos a través de este cruzamiento son muy demandados en el mercado por los múltiples beneficios que pueden obtener los ganaderos como la productividad, el rendimiento y la ganancia de peso.

Según Felipe Buitrago, ganadero de Pereira, en la finca La Bohemia tenían dos hatos puros, uno de BON y otro de Brahman e hicieron los cruces. Las vacas Brahman no siempre quedan preñadas por inseminación en los dos primeros servicios y las que no quedan se les ponen a toros BON y el resultado es muy bueno para producir carnes pero también para receptoras.

Estos animales tienen la capacidad de ganar masa muscular rápidamente, por ejemplo, una hembra a los 18 meses de edad pesa en promedio 370 kilos, además tiene buena habilidad materna y son muy eficientes en cuanto a producción lechera se refiere.

Otra de las ventajas es la adaptabilidad al trópico bajo. Además un toro criollo puede dar el doble de crías al año que uno de raza especializada europea abaratando así el costo de cada ternero.

Así mismo, en Puerto Berrío (Antioquia) hay una explotación dedicada exclusivamente al ganado BON y su cruce con Brahman, se trata de la Ganadería La Corona, de Juan Pablo Acosta, donde predominan las brachiarias brizanta y decumbens, es un trópico muy húmedo y boscoso.

En la finca se ha tratado de conservar la naturaleza, se tiene una separación importante de árboles y todas las cuencas están protegidas por árboles nativos, lo cual genera una biodiversidad muy grande. Es así como tienen una ganadería amigable con el medio ambiente y ecológica.

Allí llevan más de 20 años trabajando con este cruce. Ellos comenzaron con Brahman comercial y un día decidió hacer el cruzamiento con BON en Doradal y hubo una ganancia de peso superior, en un lote de cien animales, de 180 gramos/día por encima de los otros cruzamientos que manejaban en esa época e incluso que el brahman.

Empezaron a comprar núcleos de BON que estuvieran regados en el país, incluyendo el plan de fomento que tiene Agrosavia y comenzaron a hacer una selección alta por desempeño de esos animales, lo cual significa el que más ganara, el que más transformara, que más se adaptara.

El único parámetro de fenotipo que les interesa es una piel bien pigmentada negra para que aguante la inclemencia del trópico colombiano y cualquier ambiente que sea difícil.

El ganadero se ha dado cuenta que en el cruce con el brahman los insumos son menos, el consumo de drogas veterinarias es un 60 % inferior y esa es una realidad comercial.

En esta finca se trabaja con el manejo holístico donde prima el tema financiero y por eso cualquier gasto se lleva al detalle. Otro parámetro fundamental es el medioambiental y por eso se trabaja la ganadería en una zona boscosa donde hay una gran biodiversidad.

Se manejan lotes de 45.000 kilos, es decir, 150 novillas aproximadamente por lote de 4 a 5 hectáreas donde los animales están descansando tres días lo cual les brinda el confort necesario para que produzcan.

Publicidad