22 de agosto de 2021 11:01 AM
Imprimir

Estudio demostró que vacas cruzadas con BON aportan protección contra enfermedad podal

Las enfermedades podales constituyen uno de los síntomas más difíciles de controlar en la industria lechera. Esta es la razón por la que expertos han estudiado la prevalencia de esta enfermedad en algunas razas, orden de parto y peso.

La alta frecuencia de claudicaciones genera un impacto económico negativo de magnitud considerable y una disminución en la calidad de vida de los animales, siendo más común en el ganado lechero. Debido a las dificultades a la hora de controlarla, se constituye uno de los principales síndromes que afecta al sector ganadero. .

En una investigación realizada por la Universidad Nacional de Colombia estudiaron en el trópico alto de Colombia que esta enfermedad está asociada a una cantidad considerable de variables que aumentan su prevalencia como la raza, peso vivo y el tipo de explotación.

Estudio

Para la investigación se utilizaron los registros sanitarios de un hato lechero de nueve años para realizar un estudio retrospectivo. La hacienda estudiada está ubicada en una zona de bosque húmedo, montano bajo con una temperatura media de 14°C y una altura de 2.500 m.s.n.m.

Las vacas estudiadas permanecían en pastoreo en praderas de kikuyo y recibían un suplemento de concentrado comercial durante el ordeño en relación 4:1, en donde por cada 4 litros de leche se suministra 1 kg de concentrado.

Una de las características importantes de este estudio es que la hacienda tiene predominio de animales raza Holstein y algunas vacas producto del cruzamiento entre Holstein y Blanco Orejinegro, así como también entre Holstein y Jersey.

Resultados

El estudio resolvió que la enfermedad podal en el hato obtuvo un porcentaje de 10.55%, cifra moderada según se menciona. Pero todo esto es gracias al manejo que se realiza en la explotación pues cuenta con caminos pavimentados que conducen a las vacas desde los potreros hasta la sala de ordeño, evitando así vías pedregosas o empantanas.

A esto hay que sumarle que en la hacienda estudiada se realizan labores de podología dos veces al año para corregir el aplomo y revisar de manera preventiva las pezuñas.

Uno de los resultados mostró que el comportamiento racial y el orden de parto presentan influencia significativa sobre la prevalencia de las enfermedades podales a medida que aumenta el nivel de cada uno de estos factores. En el hato estudiado, la raza BON aporta un factor de protección contra esta enfermedad a sus cruces.

Conclusiones

Uno de los puntos que resalta el estudio es que debido a la resistencia por heterosis que la raza criolla BON aporta, la prevalencia de la enfermedad podal en la población estudiada fue mayor en vacas Holstein puras y menos en vacas Holstein cruzadas con Blanco Orejinegro. El incremento del orden de parto y el paso peso corporal están relacionados con mayor prevalencia de la enfermedad.

Estos resultados pueden ser útiles a la hora de implementar un programa preventivo y de vigilancia contra esta condición, concluye el estudio. 

Publicidad