24 de agosto de 2021 10:27 AM
Imprimir

Primeros casos de roya de la hoja en trigo: recomendaciones para frenarla a tiempo

El Inta Marcos Juárez informó detecciones en lotes puntuales del sudeste de Córdoba y sur de Santa Fe. Los principales “tips” para hacer un buen monitoreo y control.

El investigador Enrique Alberione, del Inta Marcos Juárez, publicó un informe en el que alertó sobre los primeros casos de roya de la hoja detectados en la zona núcleo.

Si bien por ahora la enfermedad se observa en lotes puntuales, con baja incidencia y severidad, es una señal a tener en cuenta para intensificar monitoreos y diagramar las estrategias de prevención y control.

“Comenzó a detectarse presencia de roya de la hoja visualizada por sus signos (uredosoros o pústulas) sobre la variedad Baguette 750, en lotes puntuales del sudeste cordobés (Monte Maíz, Colonia Bismark, Justiniano Posse, Viamonte) y en centro Sur de Santa Fe (Los Molinos). Por el momento se observa a la enfermedad en sus primeros ciclos de desarrollo en baja incidencia y severidad”, indica el reporte de Alberione.

El documento repasa cuáles son algunas de las características de esta enfermedad causada por el hongo Puccinia triticina: se establece sobre el cultivo de trigo cuando encuentra condiciones de temperatura en un rango de entre 20°C y 24°C (a menores temperaturas su tasa de desarrollo es más lento) y encuentra mojado el área foliar, dado por presencia de rocío durante un tiempo de seis a ocho horas (condición suficiente para que ocurra la germinación de esporas y se dé inicio a la infección).

Asimismo, las condiciones de buen tiempo (días soleados y con registros de viento) le permiten a este patógeno acelerar su esporulación y dispersión de esporas (uredinios), continuando así con sus ciclos de infección.

MONITOREO Y CONTROL

En este marco, Alberione señala que “la recomendación es comenzar o seguir con los monitoreos de los lotes sembrados con variedades susceptibles, con el objetivo de conocer si hay establecimiento de la enfermedad y de estar presente, en qué magnitud”.

En caso de lotes en estado de macollaje, lo ideal es recorrerlos cada siete días; si está encañando, en intervalos más cortos.

“Debemos asegurarnos que la evaluación sea representativa del estado de la enfermedad, para lo cual se recomienda recorridos en zig zag o en diagonales, muestreando y evaluando el cultivo en al menos 20 estaciones de muestreo”, añade Alberione.

Y completa: “Es conveniente aclarar que roya de la hoja presenta una distribución homogénea en el lote, aunque puede registrarse mayor infección en algunos sectores donde el cultivo puede presentar crecimiento distinto, como por ejemplo cabeceras con presencia de plantas más estresadas”.

Fuente: AgroVoz

Publicidad