26 de agosto de 2021 10:09 AM
Imprimir

Nueva tecnología aprovecha el potencial no explotado del maíz

Se trata de enzimas que permiten mejoras significativas en los rendimientos de aceite y etanol durante la producción de etanol de maíz.

Novozymes lanzó Fortiva Hemi, enzimas que mejoran los rendimientos de aceite de maíz y etanol. La versatilidad del producto en cuanto a su uso en un amplio rango de pH y temperaturas, posibilita que la licuefacción sea más flexible para los productores de etanol.

Las plantas de bioetanol logran una eficiencia promedio del 40% en la extracción del aceite de maíz disponible, aunque superan el 95% en la conversión de almidón de etanol. A partir de una nueva tecnología, Fortiva Hemi permite la utilización de un potencial no explotado previamente en la conversión de maíz, creando la oportunidad de un aumento de rendimiento de aceite de maíz de más del 10% y hasta un 1% de rendimiento adicional de etanol, mejorando así, la rentabilidad en un mercado desafiante.

“Los costos del maíz siguen siendo los costos variables más altos para los productores de bioetanol y no poder convertir todo lo que está disponible significa una pérdida de oportunidades y rentabilidad”, dice William Yassumoto, Director de Biosoluciones Agrícolas e Industriales y Presidente de Novozymes Latinoamérica.

Nuevos estándares

La compañía danesa considera que incrementar la eficiencia de extracción de aceite de maíz podría ser un avance significativo en la producción de bioetanol. Sus nuevas enzimas solubilizan eficazmente el almidón en azúcar aumentando la disponibilidad de aceite para su posterior extracción, sin crear azúcares indeseables que puedan causar incrustaciones.

Además, la nueva tecnología enzimática puede funcionar a licuefacciones con temperaturas de hasta 91 °C y en rangos de pH que van de 4,8 a 6, maximizando la conversión del maíz y siendo ideal para las condiciones operativas de todas las plantas. “Esta novedosa tecnología ayuda a las plantas de etanol de maíz a aprovechar mejor su potencial, lo que reduce su huella de carbono. La innovación biológica impulsa a la industria de biocombustibles hacia las energías más sostenibles y renovables” concluyó Yassumoto.

Fuente: ON24

Publicidad