27 de agosto de 2021 10:17 AM
Imprimir

Carne uruguaya: “panorama de fondo buenísimo pero lleno de luces amarillas”

“La variable que yo más voy a mirar de aquí en más es en cuánto se reduce la importación de la carne vacuna”, dijo Ignacio Iriarte, director de Informe Ganadero de Argentina, en Tiempo de Cambio, de Radio Rural. “Se va a reducir de todas maneras, porque el mundo no le puede proveer a China […]

“La variable que yo más voy a mirar de aquí en más es en cuánto se reduce la importación de la carne vacuna”, dijo Ignacio Iriarte, director de Informe Ganadero de Argentina, en Tiempo de Cambio, de Radio Rural.

“Se va a reducir de todas maneras, porque el mundo no le puede proveer a China lo que China quiere comprar, y esa es la clave del lado de la demanda de por qué el mercado internacional está tan firme”, afirmó.

Ese problema de oferta que enfrentan muchos de los grandes proveedores mundiales es la ventana para Uruguay y Paraguay, en particular, y podría serlo para Argentina “que se ha autoinfligido estos daños, que resigna de exportar 30.000  a 35.000 toneladas por mes, que al cabo del año son 350.000 a 400.000 toneladas en un mercado que está muy justo”.

Hay una novedad en estos últimos meses, que lo señala el informe de Rabobank, de que por primera vez en muchos años hay problemas de oferta de carne vacuna en el mundo para exportar. 

India y Australia, afuera

Para abastecer esa demanda, que crece en cortes Premium comprados via e-commerce y se mantiene en otros canales de consumo, “tenés afuera a India y Australia”.

India por graves problemas de Covid, ya que “proveía hasta un millón de toneladas por la vía de contrabando vía Vietnam, y eso se ha reducido por los mayores controles de China que tiene mucho miedo de que entre peste porcina africana y Covid por esa vía”, dijo el analista argentino; “ese contrabando ha casi desaparecido, lo mismo que el de Hong Kong”.

Australia porque paga las consecuencias de una seca durísima “que lo deja fuera del mercado y además está peleado diplomáticamente con los chinos por la organización de una invitación internacional para investigar el origen del Covid, y eso los chinos no se lo perdonaron”.

Argentina, que es el segundo proveedor de China, no tiene perspectivas de colocar en el mercado más cuota por su propio “corralito” y Brasil “está en el inicio de un ciclo de retención y este año va a producir cerca de medio millón de toneladas menos”.

En una combinación, donde hay un problema de oferta muy serio y el mercado de China no afloja, “Uruguay se cuela detrás”.

Uruguay: capacidad instalada

“Una faena de más de 50.000 cabezas, hasta casi 60.000 semanales sin que tiemble la cadena, confirma que Uruguay tiene una capacidad instalada de más de 3 millones de cabezas, que es uno de los secretos para mí de los precios que tiene Uruguay, además de porque tiene mejores mercados y una industria muy evolucionada”.

En Uruguay la faena aumentó 34% en el período enero julio respecto a 2020, unos 400.000 animales más en 7 meses. Y la exportación aumentó 30% en volumen, unas 70.000 toneladas más, o 10.000 más por mes en promedio.

“Con una capacidad instalada superior a la de la materia prima que tiene disponible, Uruguay tiene más negocios que novillos por como viene haciendo las cosas en los últimos años; es un año extraordinario del punto de vista de la materia prima, con un aumento de faena notable”.

Brasil y Paraguay

Brasil tiene un problema de restricción, se acaba de dar vuelta el ciclo ganadero, tiene un consumo leve y flojo que le permite liberar, pero según los meses está 6%, 7/, 8% de la faena debajo de un año atrás.

En el contexto regional, “Paraguay es un tercero que está detrás, que no accede a China, marginado por sus acuerdos de comercio con Taiwan, pero aun así Paraguay exportó 47% más en enero-julio”.

Así que “los grandes beneficiados son Uruguay y Paraguay, y uno que no para que es Estados Unidos”, asume Iriarte.

Ese panorama de fondo “es buenísimo, pero está lleno de luces amarillas”, dijo, “con otra luz amarilla que se nos viene que es la seca en Estados Unidos, en Brasil, en Uruguay y en Argentina -la Niña no es una broma-, el Covid y la variante Delta, el tema contenedores, el tema climático, nosotros tenemos el tema de los Kirchner”.

“El panorama es bueno, la incertidumbre insoportable”, dijo citando a la analista de granos argentina, Paulina Lescano.

“Para un país que no tiene enorme volumen de carne para colocar en el mercado mundial está situación parece hecha a medida”, señaló, para el papel de Uruguay en ese contexto.

Y, anotó, “una cosa notable que está pasando a nivel mundial, los precios de hacienda en el mundo en dólares están subiendo más que lo que han subido los precios FOB, si no estoy mal informado los precios de 4,30 o 4,40 en Uruguay son récords históricos”.

Publicidad