25 de noviembre de 2010 00:43 AM
Imprimir

La carne argentina de exportación es la mejor paga del Mercosur

La ganadería argentina sigue sumando cifras positivas. Además de recibir importantes aumentos por el kilo de novillo pagado al ganadero en el mercado interno, desde hace tres años también tiene los mejores precios en la exportación de carnes enfriadas dentro del Mercosur con destino a mercados internacionales. Esto se desprende de datos elaborados por la Dirección de Mercados Agroalimentarios del Ministerio de Agricultura y de un trabajo de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA).

Según Agricultura, el precio promedio pagado desde 2007 a 2009 por la carne enfriada y congelada fue de u$s4.585 por tonelada para la Argentina, mientras que Brasil recibió u$s3.265 y u$s3.905 para Uruguay. Esto representó una mejora para la ganadería nacional de 40,4% y de 17,4%, respectivamente.Para CREA, se observa que desde 2007 el precio pagado a la Argentina es "superior" al del resto de los países de la región.También se puede ver cómo en determinados momentos del año dicho precio se "incrementa de manera importante", agregó el consorcio.Los datos oficiales muestran que el precio promedio en 2007 para la Argentina fue de u$s3.901, para Brasil de u$s2.636 y para Uruguay u$s3.195 la tonelada. Esto significó una alza de 47 y 22% respectivamente, frente a los demás países.En 2008 el alza fue de 51 y 21 por ciento. En ese año la industria frigorífica obtuvo u$s5.882, siendo el mejor de esta serie. Su par brasileño recibió u$s3.892 y la Banda Oriental, 4.841 dólares.El año pasado la carne uruguaya se pagó u$s3.680; la brasileña, u$s3.268, y el lomo argentino, 3.972 dólares. La diferencia es de un 8 y 22% con ambas naciones, respectivamente.Los argumentos de esta diferencia, afirma CREA, "son provocados por factores como el cierre de las exportaciones". Sin embargo, fuentes del sector exportador destacaron que en en los últimos tres años "no hubo tal cierre de los mercados internacionales".Un dato interesante es que, en medio del lockout patronal de 2008, la Argentina recibió el precio más alto en mayo y junio, donde se pagaron en promedio u$s8.727 y u$s9.474, respectivamente. En los primeros cinco meses del año la Argentina ya tiene una ventaja aproximada de 70% con respecto a los otros países.Recuperación. Los ganaderos empiezan a recomponer su hacienda tras la dura sequía que hizo que enviaran a sus animales al matadero. Hoy el panorama es otro.En el quinto mes del año, la faena de hembras de hacienda bovina destinadas a la comercialización tuvo un descenso de 43,8% en relación con abril. Esto significa que los buenos precios hicieron que los ganaderos empiecen a retener vientres. Así lo destacó un estudio elaborado por la Cámara de Industria y Comercio de Carnes de la República Argentina (Cicera).El trabajo reconoció que "luego de tres años y medio en los cuales el conjunto de los productores pecuarios llevó a cabo una de las fases de liquidación de hembras más prolongadas e intensas de las que se tenga memoria, en mayo la proporción de hembras en la faena total descendió a 43,8 por ciento".Todo esto responde a una mejora en los precios pagados al ganadero, con lo cual el productor empieza a quedarse con las futuras madres.En contraposición con lo que pasaba meses atrás, cuando no había pasto –producto de la sequía– y, antes de que se muriera en el campo, lo mandaban al matadero.El menor ingreso de hembras también fue advertido por la ONCCA, que advirtió que en el primer cuatrimestre la categoría de vaquillonas tuvo una importante caída del orden del 38 por ciento

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *