17 de septiembre de 2021 09:50 AM
Imprimir

Avanza la demanda antimonopolio presentada contra JBS, Tyson Foods, Cargill y National Beef Packing

Las grandes empresas cárnicas de Estados Uniods, JBS, Tyson Foods, Cargill y National Beef Packing, se van a enfrentar a un juicio por prácticas monopolísticas por ampliar el margen de beneficio en sus operaciones al manejar los precios del ganado vivo y de la carne de vacuno, según ha dictaminado un juzgado en Minneapolis. El […]

Las grandes empresas cárnicas de Estados Uniods, JBS, Tyson Foods, Cargill y National Beef Packing, se van a enfrentar a un juicio por prácticas monopolísticas por ampliar el margen de beneficio en sus operaciones al manejar los precios del ganado vivo y de la carne de vacuno, según ha dictaminado un juzgado en Minneapolis.

El juzgado ha negado la moción presentada por las firmas cárnicas para desestimar la demanda presentada en abril de 2019 por R-Calf USA. De esta forma el caso avanzará a un nuevo estamento judicial.

Según el distrito de Minnesota, las cuatro empresas están acusadas de reducir el coste del ganado vacuno y subir el precio de la carne a través de tácticas de cártel como la compra coordinada y la moderación de los sacrificios de ganado vacuno.

De esta forma habrían violado la Ley Sherman Antimonopolio de 1890 al participar en una conspiración para fijar precios, y alega que as empresas violaron también la Packers and Stockyards Act.

La demanda colectiva busca recuperar las pérdidas sufridas por dos demandantes que se creen perjudicados por la supuesta conducta de las empresas. La primera incluye a los productores de ganado que vendieron ganado alimentado a cualquiera de las empresas desde enero de 2015 hasta el presente. La segunda consiste en comerciantess que negociaron contratos de opciones o futuros de ganado vivo en la Bolsa Mercantil de Chicago (“CME”) desde enero de 2015 hasta el presente.

La denuncia, que los demandantes afirman está respaldada por relatos de testigos, incluido un ex empleado de uno de las empresas cárnicas, registros comerciales y evidencia económica, alega que los empresarios conspiraron para bajar artificialmente los precios del ganado alimentado a través de varios medios.

Fuente: Eurocarne

Publicidad