19 de septiembre de 2021 11:01 AM
Imprimir

Carne: en los últimos 12 años, el consumo interno cayó 21,2% y perforó los 48 kilos por habitante

En los primeros ocho meses de 2021, los frigoríficos redujeron la faena nacional 6,4%, el equivalente a 585 mil cabezas. A la menor demanda domestica se le suma ahora la restricción a la exportación.

Durante agosto, el promedio móvil de consumo aparente de carne bovina por habitante de los últimos 12 meses se ubicó en 47,7 kilos, la cifra más baja desde 2005, según los datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra)

En comparación con agosto de 2020 se observó una baja de 4,9 por ciento (2,44 kilos menos por habitante al año). En tanto, comparado con el máximo (relativo) de agosto de 2009 (69,4 kilos por habitante al año), la contracción fue de 31,2 por ciento (21,7 kilos menos).

En los primeros ocho meses del año se faenaron a nivel nacional 8,56 millones de cabezas. El nivel de actividad sectorial reflejó un retroceso de 6,4% en términos interanuales, el equivalente a 585,4 mil cabezas.

“En tanto, al ajustar por el número de días laborables de ambos períodos, la disminución llegó a 9,5% anual. Entre los últimos 42 años, la faena de este período ocupó el puesto 23”, precisó el informe de Ciccra.

Entre enero y agosto, los frigoríficos nacionales produjeron un total de 1,932 millones de toneladas res con hueso.

Este volumen fue 6,3% menor al registrado con igual período del año pasado.

Por el lado de la demanda, las exportaciones sumaron 519,5 mil toneladas res con hueso, lo que significa una retracción anual de 7,9%, el equivalente a 44,4 mil toneladas.

Con lo cual, según el informe, el mercado interno habría absorbido un total de 1,412 millones, lo que representa un caída anual de 5,7 por ciento: 85,5 mil toneladas.

Los ingresos por exportaciones registraron una recuperación entre junio y julio, al pasar de 165,8 millones de dólares a 194,3 millones de dólares. No obstante ello, en la comparación interanual experimentaron una contracción de 15,5% –35,5 millones de dólares–, debido a la retracción del volumen exportado.

En julio continuó subiendo el precio promedio declarado de las exportaciones, incluso en el caso de los envíos a China.

Mientras que en abril había sido de 4.062 dólares por toneladas, en julio llegó a 5.380 dólares por toneladas, con lo que acumula una suba de 32,4%. Y en relación a un año atrás, registró una suba de 27,0%.

Los ingresos certificados representaron 103,0 millones de dólares y fueron 14,0% menores a los de julio de 2020.

En el séptimo mes del año, a China se exportaron 25,2 mil toneladas, lo que arrojó una baja interanual de 29,9%, lo que representa 10,8 mil toneladas menos.

En consecuencia, de cada 10 kilos exportados en julio, siete kilos se enviaron a China.

Entre enero y julio se habían exportado un total de 469,5 mil toneladas res con hueso, lo que representó una caída de 3,3% anual y lo que significó 16,2 mil toneladas menos.

La facturación por envíos al exterior de carne vacuna argentina sumó 1.452,2 millones de dólares en los primeros siete meses del año.

La comparación interanual arrojó una caída de 4,6%, lo que significan 70,3 millones de dólares.

“Esto se debió a la combinación de un volumen exportado que crece cada vez más despacio –y que caerá a medida que avance el año, debido a la restricción implementada– y de un precio promedio declarado que disminuye cada vez a menor ritmo (debido a la mejora que generaron los mayores controles establecidos a partir de mayo de este año), pero que no alcanza a compensarlo”, precisa Ciccra.

En materia de precios ganaderos, el promedio de la hacienda subió entre julio y agosto 4,1% y se ubicó en 146,8 pesos por kilo vivo, un valor similar al del promedio de febrero-junio de 2021.

Las vacas fueron las que recuperaron más valor en el último mes, con una suba promedio de 8,1%.

“En particular, las vacas conserva buenas tuvieron un alza de precio de 10,1% mensual y las inferiores un aumento de 16,2%”, destaca el informe.

Luego se ubicaron los toros, con una suba de 3,7% mensual, los machos enteros jóvenes (MEJ) y los novillos, con aumentos de 1,5% mensual, y los novillitos con 1,1%. En el caso de las vaquillonas, el precio promedio retrocedió muy levemente, apenas 0,2% mensual.

Fuente: AgroVoz

Publicidad