21 de septiembre de 2021 12:27 PM
Imprimir

Aumentó la brecha entre el precio de góndola y lo que recibe el productor

Según el índice que elabora CAME, el consumidor pagó 6,22 veces más del precio que recibió el productor en el campo

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor en el campo, se amplió por quinto mes consecutivo en agosto, de acuerdo con el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Para los 24 agroalimentos relevados, los consumidores pagaron en promedio 6,22 veces más de lo que cobró el productor, lo que representa un aumento del 6% con respecto al índice IPOD de julio, que de 5,87 en julio.

Según informó CAME, La suba mensual del IPOD –considerando la estacionalidad de los productos– “fue impulsada por una baja de 7% en los precios al productor, mientras que los precios al consumidor bajaron 3,7% en los comercios pymes de cercanía y subieron 1,3% en los hipermercados”.

El IPOD se calcula en base a los precios de origen de las principales zonas de producción y a más de 700 precios de cada producto en destino. Este relevamiento se hace por un equipo de 30 encuestadores en verdulerías y mercados, así como mediante un monitoreo de los precios online de los principales hipermercados, durante la segunda quincena del mes.

Brecha de precios góndola y productor en agosto 2021

Desde CAME destacan que en agosto, de los 24 productos relevados, en 19 de ellos se encontraron mejores precios en los comercios pymes de cercanía que en los supermercados. Por ejemplo, el precio del brócoli en verdulerías y almacenes fue 42,1% respecto los hipermercados. Por el contrario, la calabaza se consiguió 23,7% más barata en las grandes cadenas.

Mayores y menores diferencias

En agosto, los productos que más aumentaron sus brechas en entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor fueron: berenjena (+80,7%), cebolla (+39,7%), limón (+36,8%) y brócoli. (+31,4%).

En cuanto a las bajas de diferencias, las mayores se registraron en tomate redondo (-28%) y papa (-18,3%).

En cuanto a la participación promedio del productor en el precio final, en agosto fue de 25,2%, un 0,3% por encima de julio. La mayor participación se logró en frutilla, donde el productos recibió 59,8% de su precio en venta minorista. Al revés, el productor de zanahoria apenas se llevó el 6,8% del precio pagado por el consumidor.

LM

Fuente: Perfil

Publicidad