24 de septiembre de 2021 11:10 AM
Imprimir

Crisis del CO2 en el Reino Unido: El gobierno salva la situación actual pero advierte que el precio aumentará considerablemente en el futuro

El gobierno del Reino Unido ha advertido a la industria alimentaria que debe prepararse ya que los precios del CO2 aumentarán considerablemente en el futuro inmediato. El anuncio que recogen diversos medios británicos se ha producido tras solucionar el problema actual de desabastecimiento que se había generado al detener su producción de ese gas (sin previo aviso) las plantas […]

El gobierno del Reino Unido ha advertido a la industria alimentaria que debe prepararse ya que los precios del CO2 aumentarán considerablemente en el futuro inmediato. El anuncio que recogen diversos medios británicos se ha producido tras solucionar el problema actual de desabastecimiento que se había generado al detener su producción de ese gas (sin previo aviso) las plantas de producción de Billingham y Cheshire de la empresa estadounidense CF Industries.

El parón llegó por el alto precio del gas que es necesario para la producción de dióxido de carbono y la solución del gobierno británico ha sido otorgar una ayuda estatal de decenas de millones de dólares a CF Industries para que reinicie su producción (al menos durante las próximas tres semanas) y evitar así el desabastecimiento inmediato de productos como la carne, que se estimaba que se produciría en menos de dos semanas.

En el Reino Unido, al igual que en España, los precios del gas han alcanzado cotas inimaginables en las últimas semanas, y, según las autoridades británicas, la situación que han vivido estos días amenaza con repetirse en el futuro y también con trasladarse a otros países. De hecho, según sus previsiones, el precio del gas puede pasar de 200 libras por tonelada (precio actual) a una cifra que rondará las 1.000 libras.

En concreto, Financial Times señalan que los productores de CO2 confirman estas previsiones dado que su producción ha caído entorno a un 50 %. Por ello, estiman que la situación de escasez que se ha iniciado en el Reino Unido comenzará a extenderse a otras zonas de Europa y que las primeras industrias que pueden notarlo son la cárnica, la nuclear y la sanitaria.

De hecho, la industria cárnica británica fue de las principales afectadas, ya que el CO2 se utiliza tanto en el envasado como en el aturdimiento de lo animales previo al sacrificio. Pero también las empresas de refrescos y cerveceras habían comunicado que se verían obligadas a detener su producción en unos días si no llegaba una solución.

En concreto, fuentes de la industria avícola habían anunciado que se preparaban para un parón total de muchas de sus plantas a comienzos de la próxima semana

Fuente:

Publicidad