24 de septiembre de 2021 23:35 PM
Imprimir

En Uruguay este viernes ajustan los precios de la carne en el mercado interno

La carne con hueso aumenta $ 10 y la sin hueso de $ 15 a $ 20 para los carniceros

A partir de este viernes ajustan los precios de la carne en el mercado interno. Al respecto Luis Avero, director de Frigorífico Saturno, comentó que nunca hay felicidad completa, y si bien todos ven con buenos ojos a la suba del ganado eso repercute directamente en el valor de la carne.

Desde este viernes la carne con hueso aumenta $ 10 y la sin hueso de $ 15 a $ 20. Este es el valor de aumento para los carniceros, es decir que para el consumidor será un poco más.

Avero comentó que el año ha estado parejo y firme “sin grandes demandas, pero sin grandes caídas”.

“No ha sido el sector más golpeado por la pandemia y ha habido un consumo relativamente bueno y parejo. Creo que la gente sigue consumiendo carne porque no es lo que está más caro de la canasta familiar. La cultura uruguaya hace que el consumo de carne siempre esté en buena posición”, sostuvo.

En tanto, manifestó que se han bajado los volúmenes de carne importada. La razón de ser en un principio, hace tres años, era meramente de precios buscando mantener la calidad del consumo interno. Sin embargo, hoy esa relación de precios es más favorable importada/nacional.

“Hoy se ha emparejado mucho. Más allá del caso de vaca loca, los precios del ganado son parejos y la relación no es tan grande para traer en grandes volúmenes”, dijo.

De todas formas, aclaró que la importación llegó para quedarse porque, más allá del precio, es un factor que opera directamente en el saldo exportador uruguayo. “Que haya carne importada en Uruguay significa que todo el ganado que se faena se puede vender y eso lo vemos con buenos ojos, los importadores y los exportadores”, indicó.

Finalmente Avero aseguró que no observa la posibilidad comercial de poder traer una media res o traseros enteros “porque los tiempos no dan para comercializarlos frescos”.

Fuente: El Pais

Publicidad