26 de septiembre de 2021 14:10 PM
Imprimir

Soja: un planteo ofensivo para seguir en la punta del torneo global

La producción de la oleaginosa, y su industrialización, muestran una década en baja. Desde la cadena proponen reducir retenciones y otros incentivos para llegar a las 70 millones de toneladas.

Hay dos aspectos que emparentan a la cadena de la soja argentina y a Lionel Messi. El primero es geográfico: Messi nació en Rosario, mientras que el principal núcleo de industrialización y exportación de la oleaginosa está ubicado a la vera del río Paraná, en las localidades que circundan a la ciudad santafesina.

El segundo es su protagonismo mundial: Messi es el mejor jugador del planeta y la soja argentina está a la vanguardia en el comercio global, ya que lidera las exportaciones de harina y aceite de este grano.

Sin embargo, como Messi que tuvo su período de gloria en Barcelona pero luego decayó y ahora intenta encontrar un nuevo rumbo en el club Paris Saint Germain, la cadena de la soja también está recalculando su GPS para encontrar una ruta que corte la curva descendente y la encamine a una nueva senda de crecimiento.

Durante el seminario de la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja), el presidente de la entidad, Luis Zubizarreta, consideró “inexplicable” que la siembra 2021/2022 sea la más baja en 15 años, en un contexto internacional tan favorable para el cultivo.

Del otro lado, como en el fútbol, uno de los principales competidores de Argentina es Brasil, que no ha parado de hacer goles: mientras la producción local hace una década que baja, en el vecino país se duplicó.

Esto se tradujo también a nivel industrial: según el economista Bruno Ferrari de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), si bien la capacidad de procesamiento de las plantas agroexportadoras argentinas es de 73,5 millones de toneladas, contra 63,1 millones en Brasil, allá están transformando 10 millones de toneladas más.

Otro dato: en Brasil, el uso de la capacidad instalada alcanza el 90 por ciento; en Argentina, este año está en un piso histórico del 57 por ciento.

PLANTEO OFENSIVO

Por eso no es casualidad que Zubizarreta haya elegido una metáfora futbolística para graficar las oportunidades que tiene Argentina de seguir a la cabeza del campeonato mundial de la soja y, además, de generar las divisas y el desarrollo que el país necesita. Según Acsoja, la cadena genera 350 mil empleos, aporta 22.500 millones de dólares por exportaciones y 10 mil millones de dólares en recursos fiscales

“Tenemos a Messi en el banco, hay que ponerlo a jugar. El partido requiere salir hacia adelante, y eso significa agrandar la torta”, resumió.

La propuesta de Acsoja es llegar a una cosecha de 70 millones de toneladas, 10 millones por encima del récord de hace cinco años y más de 20 millones arriba de la producción actual. Eso adicionaría otros 80 mil puestos de trabajo, 10 mil millones de dólares más a las exportaciones y expandiría dos por ciento el PBI.

“Argentina tiene área para crecer sin impactar en el medio ambiente y a su vez, también puede aumentar la productividad por hectárea. El cómo es un combo de estrategias bastante sencillas que no tienen costo fiscal, el tema que más preocupa al Gobierno”, amplió Zubizarreta a Agrovoz.

La ecuación, según el titular de Acsoja, es sencilla: si al productor le bajaran las retenciones del 33 por ciento al 22 por ciento, encontraría un incentivo para cultivar en zonas marginales o invertir más en tecnología en la semilla y fertilización.

“Hoy el Estado cobra 33 por ciento sobre una torta de entre 45 y 50 millones de toneladas. Si fuéramos a 70 millones, podría recaudar lo mismo, con 22 por ciento. Y eso sin tener en cuenta la mayor recaudación, por ejemplo, por la mayor cantidad de viajes en camión y el consumo de gasoil”, graficó Zubizarreta.

Otros factores son consensuar una ley de semillas que favorezca la investigación y desarrollo de nuevas variedades. y achicar el costo logístico, para ganar competitividad.

“Necesitamos fletes más baratos, por medio de la hidrovía con un río con más calado y un mayor flujo de barcazas, y también consolidar la recuperación de los ferrocarriles”, afirmó.

Fuente:

Publicidad