12 de octubre de 2021 15:15 PM
Imprimir

Buscan la reducción de emisiones en granjas de cerdos y aves a través del proyecto Life Green Ammonia

El nuevo proyecto LIFE Green Ammonia recoge el testigo del LIFE Ammonia Trapping, que concluyó en septiembre de 2019 con excelentes resultados. El objetivo de este proyecto es reducir las emisiones de amoniaco provenientes de excretas en granjas porcinas y avícolas. Concretamente, se trata de desarrollar una tecnología de mercado basada en membranas que contribuirá […]

El nuevo proyecto LIFE Green Ammonia recoge el testigo del LIFE Ammonia Trapping, que concluyó en septiembre de 2019 con excelentes resultados. El objetivo de este proyecto es reducir las emisiones de amoniaco provenientes de excretas en granjas porcinas y avícolas. Concretamente, se trata de desarrollar una tecnología de mercado basada en membranas que contribuirá a la reducción de amoniaco en granjas de ganado, tanto en la atmósfera de la granja como en los tanques de almacenamiento de estiércol.

El método consiste en el desarrollo, escalado y comercialización de equipos de recuperación de amoniaco en medios gaseosos y líquidos en base a la tecnología de membranas permeables a los gases, recogiendo ese amoniaco recuperado en forma de una solución ácida, que permitirá la formación de una sal fertilizante de uso comercial que podrá ser aplicada en el abonado de cultivos como fertilizante líquido en fertirrigación, o como materia prima para la industria de fertilizantes.

El proyecto se desarrollará en Castilla y León (España) y en el distrito de Lisboa (Portugal), instalándose los modelos comerciales en la granja Valdelobos (Segovia), propiedad del socio del proyecto Agro-Porcino Manso S.L. y en Portugal, en la explotación avícola Vale Meirriço, propiedad del socio del proyecto Quinta do Vale Junco Sociedade Agropecuária Lda.

En un primer momento, los equipos para la recuperación de amoniaco en medios líquidos y en la atmósfera se instalarán en la granja Valdelobos, que cuenta con 1.300 cerdos de cebo, capturando el amoniaco tanto de la fosa de purines como de la atmósfera de la granja.

Posteriormente, el modelo para la captura de amoniaco en atmósfera se trasladará a la nave de Vale Meirriço, donde se alojan 12.000 aves, para capturar el amoniaco presente en el aire emitido por las excretas de las aves.

El proyecto ha sido financiado por el Programa LIFE de la Comisión Europea, cuenta con un presupuesto total de 2.537.921€ y es coordinado por la Universidad de Valladolid a través de su Fundación General.

El equipo científico coordinador de la Universidad de Valladolid pertenece al GIR-TADRUS (Grupo de Investigación Reconocido en Tecnologías Avanzadas Aplicadas al Desarrollo Rural Sostenible) con sede en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia y dirigido por la profesora Mercedes Sánchez Báscones.

Como socio científico participa el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL) a través de la línea de investigación en Tratamiento de Residuos Ganaderos y de la Industria Agroalimentaria, dentro del área de Innovación y Optimización de Procesos.

Asimismo, participan como socios las empresas Agropecuaria del Centro AGROCESA S.A.U., Agro-Porcino Manso S.L. y Quinta do Vale Junco Sociedade Agropecuária Lda.

Fuente: Eurocarne

Publicidad