15 de octubre de 2021 10:14 AM
Imprimir

Una empresa frena la venta de tractores importados por las restricciones del Banco Central

La firma cordobesa DHM Industria comunicó la decisión a sus clientes; señaló que busca alternativas para seguir operando.

Siguen los coletazos por la falta de dólares. Aunque desde el Gobierno insisten que no hay problemas extendidos, varias empresas plantean problemas a partir de la disposición del Banco Central de hace una semana que impide a las empresas que adquieren bienes del exterior efectuar pagos de sus importaciones tanto anticipado como “vista” (bienes ya embarcados). DHM Industria, una industria de Bell Ville, en el sudeste de esta provincia, comunicó a sus clientes que tiene la “lista de precios suspendida” por la decisión.

La empresa, desde 2011, fabrica, representa y distribuye en América Latina productos de las marcas Hanomag y Michigan. En la web de la compañía se indica que asumen ese“compromiso” que “hace que la prioridad en las unidades sea la confiabilidad en el trabajo, su maniobrabilidad, rapidez en la asistencia mecánica con repuestos originales”.

Con la firma de Omar Barbuy, dueño de la empresa, el texto enviado a concesionarios califica de “intempestiva” la decisión del Central, “sin importar para nada las repercusiones colaterales que trae este corte abrupto a las importaciones, nos hace reprogramar todo nuestro sistema de producción, importación y ventas”.

“Es muy difícil explicar a nuestros proveedores internacionales el porqué de esta medida, imagínense cómo podrán enviar sus productos a un país donde no saben si podrán cobrar o no sus despachos”, añade el texto.

Con el anuncio de la suspensión de la lista de precios, piden “perdón” por la determinación y adelantan que están buscando “alternativas financieras y de cobertura” para poder “abrir nuevamente las ventas”.

Finaliza: “En virtud de esta situación indeseable para todos los que estamos en la actividad productiva privada, nos comprometemos a buscar la solución a la brevedad para un flujo de ofertas y así normalizar nuestra relación con ustedes. No somos los responsables, solo somos los heridos en esta lucha carnicera de poderes y regalías”.

Fuentes consultadas por LA NACION de distintas concesionarias indicaron que una situación similar a la de DHM está pasando con “todas las marcas que importan tractores”.

Situación

Este jueves, hubo un ida y vuelta entre la empresa FATE y el Banco Central por las mismas limitaciones de adelantar el pago de importaciones. El CEO de la empresa, Javier Madanes Quintanilla, aseguró que la situación está “totalmente normalizada” y que en ningún momento dijeron que quedaban “suspendidas entregas de manera indefinida ni que se generaba una situación de desabastecimiento”.

Hace unos días, la Federación de Cámaras de Comercio Exterior de la República Argentina (Fecacera) planteó en un comunicado que, si bien entienden la situación “coyuntural” del país, las decisiones tomadas “deterioran gravemente las inversiones y la competitividad de las empresas, que requieren de previsibilidad”.

“Para lograr el desarrollo sustentable de las exportaciones, y con ello la generación de un círculo virtuoso, necesariamente deben crecer las importaciones de insumos productivos y bienes de capital, que en su conjunto representan alrededor del 80% de las importaciones totales -agregó-. Asistimos a una compleja problemática que tiene que ver con factores externos, como la logística y la recuperación de las economías pospandemia que dificultan el flujo de bienes; y factores locales, como la falta estructural de moneda extranjera para hacer frente a la recuperación de los distintos sectores que empiezan a demandar más insumos”.

Gabriela Origlia

Fuente: La Nacion

Publicidad