15 de octubre de 2021 11:27 AM
Imprimir

Insólito: por qué la yerba mate importada de Brasil y Paraguay gana espacio en las góndolas de Misiones

El tipo de cambio oficial hace a veces más conveniente importar a los grandes molinos. También pesaron los problemas climáticos y el aumento de consumo en pandemia

En el noroeste argentino, paquetes de yerba mate importadas de Paraguay y Brasil le compiten espacio en las góndolas de los supermercados a la producción yerbatera local originada en fincas y secaderos ubicados en la tierra colorada. La decisión de ofrecer productos importados no es solamente una práctica a la que apuesta el comercio minorista en el Litoral, ya que muchos molinos también han emprendido movidas para hacerse de materia prima extranjera para envasar y comercializar con sus marcas locales. La apuesta es ganar un mayor espacio en las góndolas pese a contar con un precio superior, actuando así en desmedro de la producción yerbatera local.

Este tipo de compras en el exterior encendió las luces de alerta en entidades como la Asociación de Productores Agrícolas de Misiones (APAM), que denunció la decisión que están emprendiendo muchos molinos de yerba mate de adquirir en otros países de la región materia prima para abastecer al mercado local. Así lo indicó Cristián Klingbeil, titular de APAM, quien reconoció en declaraciones publicadas por el portal Bichos de Campo que “la yerba mate Kurupí, que es la yerba paraguaya empaquetada, hacía un tiempo que se veía en algunos supermercados, pero ahora se ha vuelto generalizada su venta en los comercios de la provincia de Misiones”.

“Ahora el molino Mate Rojo –agregó Klingbeil-, que tiene plantaciones de yerba, secaderos y hasta marca propia, anunció que importará Yerba Canarias, de Brasil. Yo sé que en algunas partes de Buenos Aires y Entre Ríos ya se conseguía, pero que un molino de la zona (en Misiones) se haga importador de este producto, es un golpe bajo para la producción misionera o correntina”.Los molinos locales se ven beneficiados también con la posibilidad de adquirir materia prima importada al tipo de cambio oficial a pocos kilómetros de las zonas de consumo

Los paquetes de medio kilo de la yerba paraguaya se pagan a razón de unos $300 mientras que paquetes similares de la yerba mate misionera o correntina cuentan con un valor de entre $140 a $200 en el caso de los comercios y supermercados del norte del Litoral argentino. Más allá de esto, la diferencia de precios, no impide que la yerba mate importada ocupe un lugar preponderante en los escaparates de los súper.

Tampoco cesa desde hace tiempo la compra en Paraguay o Brasil de materia prima para abastecer a los molinos con yerba canchada para ser procesada en la Argentina. Al respecto, Klingbeil explicó que para su molienda en el ámbito local “se está comprando yerba en el exterior a un valor de USD 1,31, cifra que equivaldría a unos $ 135 según el dólar oficial, mientras que la yerba mate argentina se está comercializando por arriba de los $ 160″.Entre enero y agosto de 2021, el Ministerio de Agricultura de la Nación relevó la importación de unas 29.571 toneladas de yerba mate, cifra que exhibe un incremento del 12% interanual. Entre enero y agosto de 2021, el Ministerio de Agricultura de la Nación relevó la importación de unas 29.571 toneladas de yerba mate, cifra que exhibe un incremento del 12% interanual.

El titular de APAM, quien además es director suplente por el sector productivo en el Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM), explicó que la importación representa un beneficio económico para los molinos locales. “A esto hay que sumarle que Paraguay y Brasil le sobran kilos de yerba, y empezaron a reforzar su venta al exterior, estrategia que también incluye la su comercialización en la Argentina. Como el volumen exportado era importante, esos países vecinos comenzaron a acomodar su precio: se había empezado con un valor de un dólar y monedas, y se fue subiendo hasta llegar al precio actual de USD 1,31″, señaló.

Importación

La importación de yerba mate por parte de Argentina también está vinculada a temas climáticos y económicos. Ya en la campaña yerbatera 2020, las condiciones del clima fueron malas y esto impactó de lleno sobre el rendimiento y la cosecha. A esto también se le sumó el aumento del consumo interno producto de la pandemia. Los molinos locales se ven beneficiados también con la posibilidad de adquirir materia prima importada al tipo de cambio oficial a pocos kilómetros de las zonas de consumo.

Entre enero y agosto de 2021, el Ministerio de Agricultura de la Nación relevó la importación de unas 29.571 toneladas de yerba mate, cifra que exhibe un incremento del 12% interanual. Durante el 2020, se importaron cerca de 30 mil toneladas, principalmente provenientes de Paraguay, aunque también de Brasil, por las cuales se pagó unos USD 34 millones.

Si se tiene en cuenta que durante el 2020 se despacharon unas 311 mil toneladas de yerba mate entre ventas al mercado interno y también para la exportación, de cada 10 kilos vendidos por los comercios y empresas argentinas, 1 kilo fue elaborado y completado con materia prima importada de Paraguay y Brasil. Lo mismo sucedió este año: ya que en el primer trimestre de 2021 se importaron 5.700 toneladas por un monto de USD 7,4, cifra que exhibió un incremento del 91% respecto al volumen importado en igual período del 2020. Según datos relevados por la aduana argentina, y recopilados por el INDEC, el pico de compras de yerba procedente de Brasil y Paraguay se registró en el tercer trimestre del año, cuando ingresaron 13.644 toneladas. Dichos ingresos fueron objetados por el sector privado nacional: el reclamo se centró en la calidad, ya que la yerba importada cuenta con palo, y hasta presencia de químicos y exceso de humo.

Fuente: Infobae

Publicidad