16 de octubre de 2021 11:04 AM
Imprimir

La lluvia le cambió la cara al trigo y se espera una producción de casi 21 millones de toneladas

El cereal no contaba con la humedad suficiente y peligraban varios lotes de la zona núcleo, pero la lluvia cambió la suerte de la campaña. Buenos Aires picó en punta en el rinde.

Hasta hace unos días, los descuentos por la falta de agua se profundizaban y bajaban el horizonte de producción de trigo a 20,1 millones de toneladas (Mtn). Sin embargo, la lluvia del 12 al 14 de agosto cambió la dirección de la campaña. Ahora, los especialistas esperan que la temporada arroje un resultado de 20,7 Mtn con un rinde nacional cuyo promedio se ubicaría en torno a los 31,5 quintales por hectárea (qq/ha). “Las lluvias volvieron en el momento justo en medio del período crítico de la franja central de Argentina”, remarcaron los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Pero el fenómeno no se quedó en eso. “El 14 siguió lloviendo y el centro sur santafesino terminó sumando entre 30 y 45 mm. El resto de Santa Fe junto al norte de Entre Ríos y Corrientes recibió de 20 a 30 mm. Solo el norte de Buenos Aires acumuló más de 15 mm”, remarcaron.

La lluvia de los últimos días dejó una importante reserva de humedad en los suelos.

La lluvia de los últimos días dejó una importante reserva de humedad en los suelos.

Lo que explican es que por la falta de agua y por oportunos pulsos que aparecen en los momentos justos, la primera estimación de trigo para la campaña triguera 2021/22 muestra una producción de 20,7 Mt y un rinde nacional de 31,5 qq/ha. De esta manera, el ciclo estaría apenas por encima (1%) del escenario productivo de hace un mes: 20,5 Mt. No se presentan cambios en la superficie, con 6,9 M has sembradas, y el guarismo tiene en cuenta una superficie que no será cosechada de 320.000 has.

¿Cómo está la producción de trigo en cada provincia?

Desde la cadena productiva afirman que Buenos Aires “vuelve a ser cabeza de pelotón” en rindes de trigo. “El clima ha privilegiado a la provincia de Buenos Aires; comenzó con excelentes condiciones y las lluvias mes a mes han afianzado un escenario de alta productividad, si bien las recientes lluvias han alcanzado solo al norte bonaerense”, expresaron.

“La provincia se perfila para superar un rinde de 37 qq/ha”, remarcaron.

En Córdoba, el trigo pasa por un escenario mucho mejor que el del año pasado. Las recientes lluvias distancian a la provincia del desastre productivo que sufrió el año pasado, estimándose ahora una media provincial de 30 qq/ha. Córdoba quedaría muy cerca de los casi 31 qq/ha que tuvo como promedio en los penúltimos 5 años (no se tiene en cuenta los 15 qq/ha de media provincial del año pasado). De todas maneras, la diferencia de condición entre los trigos del norte y el resto de la provincia se profundiza por la falta de agua.

La producción de trigo para cada provincia: cómo jugó la lluvia y qué efectos produjo.

La producción de trigo para cada provincia: cómo jugó la lluvia y qué efectos produjo.

En tanto que en Santa Fe, también, el muestra una gran diferencia entre los rindes estimados del norte y sur. Los departamentos del sur y centro sur de la provincia tienen ahora excelentes posibilidades de alcanzar los 40 qq/ha, lo que alzaría la marca provincial a 32 qq/ha. Santa Fe obtendría de esta forma 10 quintales más que el año pasado.

En el norte del país, nuevamente la cosecha triguera será mala pero no tan mala como la del año pasado. Entre Santiago del Estero y Chaco se estiman que se perderán 75.000 ha y rindes de 10 a 15 qq/ha. Hace un año se perdieron la mitad de los lotes sembrados en Chaco y la tercera parte en Santiago del Estero.

Publicidad