18 de octubre de 2021 09:43 AM
Imprimir

Reino Unido concederá 800 visados a trabajadores para las industrias cárnicas

También dará ayudas al almacenamiento privado de carne de cerdo

El gobierno británico ha anunciado un paquete de medidas para apoyar a la industria porcina que se ha enfrentado a una serie de desafíos en los últimos meses debido a la pandemia de COVID-19 y la suspensión temporal de la aprobación para exportar a China para algunos establecimientos de carne de cerdo del Reino Unido, todos los cuales han dado lugar a una acumulación de cerdos a la espera de ser sacrificados. 

Además de trabajar con la industria para introducir el procesamiento de animales los sábados y con turnos laborables más largos cuando sea posible, el gobierno financiará un plan de ayuda al almacenamiento privado en Inglaterra que permitirá a los procesadores de carne almacenar los cerdos sacrificados durante 3-6 meses para que puedan ser congelados y procesado en una fecha posterior. En breve se anunciarán más detalles del plan.

En apoyo de los productores de cerdos en Inglaterra y Escocia, se suspenden los impuestos que deben pagar los ganaderos de porcino en noviembre próximo. Esto supondrá un ahorro para el sector de poco menos de 1 millón de libras. La Junta de Desarrollo Agrícola y Hortícola ( AHDB ) y Quality Meat Scotland ( QMS ) tomaron la decisión en respuesta a la continua acumulación de cerdos en la granja, la caída de los precios y los altos costos de producción.

Por otro lado, hasta el 31 de diciembre se va a permitir el acceso al mercado laboral del Reino Unido de 800 trabajadores extranjeros que podrán solicitar visados de forma temporal, lo que les permitirá viajar y trabajar en el Reino Unido por un período de 6 meses. Este ajuste temporal se suma a que los carniceros extranjeros ya son elegibles desde diciembre de 2020 para solicitar ingresar al Reino Unido como  trabajadores cualificados que forman parte del sistema de inmigración basado en puntos. Las visas temporales no son una solución a largo plazo y las empresas deben realizar inversiones a largo plazo en la fuerza laboral nacional del Reino Unido para construir una economía de altos salarios y alta calificación, en lugar de depender de la mano de obra extranjera, asegura el gobierno que espera que  el sector porcino fomente mejores ofertas de formación, opciones profesionales y aumentos salariales para garantizar que el sector recurra a la gran cantidad de mano de obra nacional del Reino Unido, además de invertir en tecnología en toda la industria.

Otras medidas adoptadas pasan por: 

  • Trabajar con AHDB para apoyar a los establecimientos que han sido excluidos de la lista de China y para identificar otros mercados de exportación para la carne de cerdo
  • Apoyar a los procesadores y al consumo de una variedad de cortes de carne de cerdo de producción nacional mediante la participación de los minoristas y los sectores de servicios de alimentos.

Ante estas medidas, desde la BMPA, su portavoz, Nick Allen, asegura que el problema laboral más importante que actualmente limita la producción en el resto de la industria cárnica aún persiste y está empeorando constantemente: “continuamos defendiendo ante el gobierno la ayuda a corto plazo en forma de acceso controlado pragmático a trabajadores con experiencia del extranjero para cubrir las brechas en la fuerza laboral. Esto nos daría un respiro para continuar nuestro trabajo para atraer trabajadores locales a la industria y ajustarnos a las nuevas condiciones del mercado laboral posteriores al Brexit y al Covid”.

Fuente: Eurocarne

Publicidad