18 de octubre de 2021 09:44 AM
Imprimir

Piden una normativa europea para bienestar animal que sea más estricta

En su reunión del lunes y martes de esta semana en Luxemburgo, el Consejo Agrícola de la UE discutió, entre otras cosas, una reestructuración de la ley europea de bienestar animal para mejorar el bienestar animal en la ganadería en toda la UE. Como anunció el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura (BMEL), la ministra […]

En su reunión del lunes y martes de esta semana en Luxemburgo, el Consejo Agrícola de la UE discutió, entre otras cosas, una reestructuración de la ley europea de bienestar animal para mejorar el bienestar animal en la ganadería en toda la UE. Como anunció el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura (BMEL), la ministra de Agricultura Julia Klöckner y sus homólogos de Bélgica, Dinamarca, Suecia y los Países Bajos presentaron propuestas específicas en un documento de posición.

La ministra alemana hizo hincapié en que las medidas de bienestar animal existentes debían armonizarse aún más estrechamente, mejorarse y adaptarse a las necesidades de los animales. Quieren avanzar juntos a nivel europeo e iniciar nuevas y necesarias medidas de bienestar animal de manera coordinada. Es importante tener en cuenta toda la vida útil de los animales, desde el nacimiento hasta el mantenimiento y el transporte hasta el sacrificio de los animales de granja, dice Klöckner.

La iniciativa fue ampliamente reconocida en el Consejo de Agricultura de la UE. Se dice que ya se han mencionado posibles temas, incluido el etiquetado de las condiciones de mantenimiento de los animales de granja en los alimentos.

En la discusión, Francia advirtió que las regulaciones de bienestar animal más estrictas también deberían aplicarse a los productos importados.

Hungría advirtió sobre los costes adicionales para los ganaderos, que ponen la producción de carne en una situación de desventaja competitiva en la UE.

Antes de cambiar la legislación, la República Eslovaca solicitó una evaluación de impacto y una compensación para los productores por posibles costes adicionales.

Fuente: Eurocarne

Publicidad