21 de octubre de 2021 23:56 PM
Imprimir

Retenciones: cuáles son los planes del Gobierno y qué reclaman las organizaciones del campo

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca está a favor de la libre competencia en los mercados, pero sostiene que durante toda la gestión habrá limitaciones a exportar para garantizar los stocks internos. Qué pasara con el cepo a la exportación de carne y en qué nuevas políticas trabajan.

En el medio de la polémica por las nuevas regulaciones a la exportación de maíz, el Secretario de Agricultura, Jorge Solmi, recibió a El Cronista en su despacho. Aseguró: “no pensamos modificar las retenciones porque en maíz y trigo hay un margen de tres puntos para aumentarlas”. Sobre el cupo a la exportación de carne vacuna anticipó que podría levantarse luego de diciembre.

– ¿Por qué hubo un cambio de reglas y se limitó la exportación de maíz cuando los productores ya lo tenían sembrado?

– Porque necesitamos proveer de mercadería al desarrollo local, y que eso se transforme en carne, combustible o leche. La idea es generar a partir del maíz una transformación porque si un pueblo del interior sólo carga un camión de maíz y lo manda al puerto, no tiene demasiada trascendencia para su sociedad. Ahora, si ese maíz se transforma localmente va a aumentar el desarrollo. Cuando vimos que se anotaron exportaciones de maíz por 38,5 millones de toneladas -número que se acerca a lo que se necesita para consumo interno- las otras dos opciones eran: cerrar las exportaciones o subir retencionesNo pensamos modificar las retenciones porque en maíz y trigo hay un margen de tres puntos para aumentarlas, la verdad que no es un número que le sirva ni al Estado, ni al productor. No le cambia la temperatura a nadie y sólo hace ruido.

blank

– Para conseguir el desarrollo local que menciona, ¿buscan que se divorcie el precio interno del internacional?

– Con el maíz lo que buscamos es que haya lo que tienen que consumir las actividades locales. Algunos dicen que se debería exportar libremente y si falta que se importe maíz. Imaginate si exportáramos todo y los polleros tendrían que importar maíz, en el marco de problema de divisas que tenemos. No conozco países con libre comercio al extremo de que eliminen el stock nacional. Que haya competencia y fortalecimiento del mercado es sano, que nos quedemos sin stock de maíz no es sano. Nueve empresas tienen el 96% de la responsabilidad de las exportaciones. Los jugadores de la exportación de granos son pocos, frente a especulaciones lo que nosotros debemos hacer es cuidar a los eslabones más débiles: consumidores y productor.

– ¿Pero los productores no salen perdiendo con la caída del precio?https://a3b4541c8463f032874bdd9666471192.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

– Estamos siguiendo los precios y estamos viendo que los consumos se están pagando más que la exportación.

– Ante la queja de los productores por la medida, ¿Cuál es la respuesta del Gobierno?

– Las exportaciones no están cerradas, sino que la resolución establece que el Ministerio puede pedir requisitos para vender al exterior. El primero que es que quien inscribe la exportación debe tener el maíz comprado y, el segundo, que debe tener el negocio cerrado, es decir, un barco y fecha de embarque. Sino, se presta a especulaciones. Cualquiera inscribe un millón de toneladas de maíz y después tiene que salir a comprarlo y eso afecta siempre al eslabón más débil de la cadena, el productor y el consumidor.

– ¿Qué diferencia hay con los Registros de Operaciones de Exportación (ROE) que existieron entre 2008 y 2015?

– Los que dicen que es como los ROE están operando. Esto es distinto porque en los ROE había discrecionalidad, se decidía a dedo, esto no es así.

– Según la fundación FADA los productores podrían perder u$s 1.100 millones por estas trabas para exportar, ¿esto es así?

– Salir a decir eso es como salir a decir que si mi abuelo no se hubiese muerto estaría vivo. Este sistema no tiene nada que ver con los ROE, las exportaciones están abiertas. No hay un cierre de exportaciones y no hay una discrecionalidad en la inscripción de las declaraciones juradas. Acá quien cumpla los requisitos va a poder exportar.

– Julián Domínguez adelantó que la Resolución 408 que limita la exportación de carne vacuna continuará hasta diciembre, ¿Después se abrirán completamente las ventas al exterior?

– Después de diciembre viene año nuevo y vida nueva. Entendemos que habiendo ordenado la cadena y con un Plan Federal Ganadero que ya está hecho, el escenario cambió. Después de mucho tiempo logramos armonizar el comercio de la carne que tenía irregularidades. Sobre los precios, el IPCVA en su último informe mostró que la carne en un año aumentó 73% y el resto de los productos alimenticios 43%. Algo pasó para que aumente más que el resto, además de la estacionalidad. Había una cadena complicada, con muchas irregularidades. Hay otros alimentos hechos a base de commodities y no aumentaron en esa proporción. Aunque hay trabajo para hacer, por ejemplo, estamos convencidos de que tenemos que tener más kilos por animal, tenemos una de las faenas más livianas de la región.

Fuente: El cronista

Publicidad