21 de octubre de 2021 23:47 PM
Imprimir

La merluza fresca dinamiza la actividad en Mar del Plata

La pesca a un día del puerto, con buen nivel de abundancia, la flota fresquera que no pudo devolver el ciento por ciento del cupo por ir a pescar langostino. Demanda sostenida por el aumento del precio y el volumen exportado hasta agosto.

Terminada la zafra de langostino en aguas nacionales y sin la posibilidad para la flota fresquera de altura de devolver el ciento por ciento de la cuota de merluza hubbsi asignada como hacían hasta el año pasado, los muelles del puerto de Mar del Plata recuperaron ritmo a fuerza de descargas de la especie en los últimos días.

“Hay más pescado que agua”, exageró Eduardo García. “Carpincho” tiene sus barcos fresqueros operando sobre el recurso para cumplir con la cuota. No es el único. El lunes descargaron los buques San Matías, Veraz, Florida Blanca, Marisco I; Graciela I y Don Gaetano.

“El tamaño es bueno. Nosotros completamos en cuatro o cinco días y la zona de pesca esta a un día de viaje”, reveló el armador del Florida Blanca, Rubén Sayago.

García precisó que los lances los habían hecho sobre el paralelo de 43º Sur, a un par de horas mas al sur. Ayer salió el Huafeng 820 a pescar merluza y el objetivo era operar sobre el 41°60´Sur donde se concentra parte de la flota.

La merluza tiene demanda por estos días y lógicamente con el aumento de la oferta bajó el precio en relación al invierno en que se encareció y superó los 100 pesos por el efecto contrario.

Hubo coincidencias en la ronda de consultas que hizo este medio sobre los valores. Para frigorífico exportador el kilo se paga 75 pesos más IVA mientras que para plaza de mercado interno, 90 pesos.

Es una incógnita saber hasta cuándo se mantendrán estos precios con una oferta continua y un mercado interno que no muestra signos de recuperación, sumado a las trabas aduaneras que volvieron a brotar en Brasil, el principal destino de las exportaciones de esta especie.

“Muchos placeros están comprando para hacer stock, entero o filet. Nosotros le congelamos a algunos placeros a los que les vendemos el pescado”, aseguró Rubén Sayago.

El exceso de pescado entero desnuda otra realidad en la industria. La cada vez más acotada oferta de corte a partir del cierre de algunos establecimientos y la renuencia de otros a sumar más personal por esta primavera de abundancia que regala la hubbsi.

“Podría sumar una veintena de fileteros como temporarios para este momento en que hay pescado, pero después me piden que los efectivice y es imposible sumar más costos”, reconoció un industrial.

Más allá de los problemas puntuales en Brasil, las exportaciones de filet de merluza en los primeros ocho meses del año crecieron un 8,9% en relación al mismo período de 2020, con un volumen que superó las 106 mil toneladas.

El incremento se respalda en el aumento evidenciado en el país vecino y también en otros destinos. Entre enero y agosto las exportaciones de filet de merluza mostraron un crecimiento en países de Europa del Este.

Aumentaron las ventas de merluza a Polonia donde el volumen creció un 63% en los primeros ocho meses del año y con 2.211 toneladas se transformó en el cuarto destino de las exportaciones de la especie.

A Rusia las ventas se incrementaron un 82% y pasaron de 914 toneladas a 1.670 toneladas, resignando apenas el 2% del valor promedio de la tonelada que se ubicó en 2.679 dólares.

Esos valores han aumentado en las últimas semanas. “Todo lo que es merluza subió fuerte por arriba de los 3.300 dólares. No tenemos claro si hay algún problema con sustitutos”, reconoció Claudio Guida, de Newsan.

Publicidad