23 de octubre de 2021 11:22 AM
Imprimir

Atención: algunos frigoríficos en Uruguay bajan el precio de la carne y se espera lo sigan otros

Es posible que la baja de la carne con hueso se generalice en los próximos días, con más frigoríficos ajustando sus precios para conseguir mayor competencia.

La carne bovina uruguaya destinada al abasto tiende a bajar, ajustándose al descenso de la principal materia prima de los frigoríficos: el ganado gordo. Esta semana, dos frigoríficos, incluida la planta que maneja la mayor porción del mercado interno, bajaron $ 5 por kilo la carne con hueso y en paralelo, los cortes desosados, madurados y envasados al vacío que los importadores traen de Brasil para regular los precios, ya bajaron entre $ 10 y $ 15 por kilo, confirmaron fuentes del mercado cárnico consultadas por El País.

Es posible que la baja de la carne con hueso se generalice en los próximos días, con más frigoríficos ajustando sus precios para conseguir mayor competencia en el mercado interno.

A su vez, hay una mayor presencia de carne bovina brasileña en plaza. La salida temporal de China de los frigoríficos brasileños a raíz de los dos casos de “vaca loca”, generaron mayor oferta y baja de precios. El ganado gordo en ese país dejó de subir y comenzó a bajar. En Brasil, el precio de la arroba de novillo gordo sigue cayendo intensamente y lo hace a mayor ritmo que la carne en el mercado interno, donde la demanda está mejorando a partir de un mayor poder de compra de los consumidores.

Según publicó esta semana Faxcarne (referencia internacional en los mercados de la carne del mundo) luego de siete meses consecutivos de suba, los precios de la carne bovina en Brasil tuvieron una deflación de 0,21% en septiembre, según el Índice Amplio de Precios al Consumidor Nacional que publicó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). “El precio de la carne bajó en septiembre y fue la primera caída después de siete subas. El movimiento puede vincularse con la suspensión de la carne brasileña que adoptó China. En los primeros 12 meses, el precio de la carne sigue subiendo casi 25%”, dijo Pedro Kislanov, responsable del índice.

Los precios de la carne bovina en Brasil venían con una trayectoria al alza desde fines de 2019, impulsados por la demanda de China, a lo que se sumó una menor oferta de ganado gordo y más demanda. A partir de esa readecuación de oferta y precios, septiembre cerraría con una importación de 2.500 toneladas en promedio, volumen muy similar al que manejó en 2019 y 2020, según destacaron algunos abastecedores. China es el principal mercado para la carne brasileña y era el impulsor de los precios al alza con su demanda voraz. Lo que está complicando para que se incremente más el volumen de carne bovina brasileña es la falta de camiones. El vecino país está sufriendo ese problema, cuesta conseguir camiones y eso dificulta los envíos a Uruguay.

Fuente: El Pais

Publicidad