25 de octubre de 2021 11:43 AM
Imprimir

La Argentina cae del Top 5 de los mayores exportadores de carne bovina mundial

En el curso de enero y septiembre 2021 las exportaciones de carnes bovinas sumaron 615 mil toneladas peso res por valor de u$s2014 millones de dólares. En relación a igual lapso del año pasado, cayeron un 5%.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos dio a conocer el ranking de los países de exportadores de carnes bovinas. En su reciente actualización de la proyección del mercado global para 2022, reveló que la Argentina cayó un puesto respecto al año pasado y se ubica en el sexto lugar.

“Es remarcable la evolución de algunos exportadores como India, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay, que crecido acompañando la demanda mundial y gracias al espacio cedido por otros proveedores, que por razones de oferta – Australia, Brasil – o por restricciones impuestas – Argentina – no han podido acompañar este proceso”, citó el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) en su informe mensual.

En el detalle se puede observar que en el curso de enero y septiembre 2021 las exportaciones de carnes bovinas sumaron 615 mil toneladas peso res por valor de u$s2014 millones de dólares. En relación a igual lapso del año pasado, cayeron un 5%. ABC destacó que los precios medios prácticamente equipararon el pico de fines de 2019, cuando la presión de la demanda china los elevó a niveles excepcionales. Eso fue como consecuencia de una recomposición consistente, con alzas en todos los rubros y en el caso del mes comentado, la alta participación de carnes enfriadas y de contingentes arancelarios e Israel, cuyos valores unitarios son más elevados, provocaron que se alcanzara ese nivel.PUBLICIDAD

En tanto, las exportaciones acumuladas en los últimos doce meses han retrocedido respecto de meses anteriores: 868 mil toneladas que facturaron u$s2715 millones.

Los principales destinos

China mantuvo su liderazgo en el ranking de los principales destinos de las exportaciones argentinas de carnes bovinas: se exportó el equivalente a casi 450 mil toneladas peso res, es decir el 75% del total. En términos de valor participó con el 60% del total. Le siguió Unión Europea (14%), seguida por Israel y Chile. Es remarcable, la ponderación que alcanzó Estados Unidos, concentrando el 4% del total facturado en concepto de carnes bovinas.

Rusia y Hong Kong tienen una incidencia pequeña que se eleva al 3% cuando se suman las menudencias al valor total exportado.

Los datos (no todos son negativos)

De acuerdo a datos provisorios y parciales proporcionados por el INDEC, analizados por ABC, en septiembre de 2021 las exportaciones de carnes bovinas sumaron 54 mil toneladas peso producto equivalentes a 77 mil toneladas peso res, un 16% más que el mes precedente aunque 10% inferior a septiembre de 2020.

“En los primeros nueve meses del año en curso, se han embarcado 615 mil toneladas peso res que reportaron 2014 millones de dólares, una baja del 5% en volumen y prácticamente similar valor que en igual lapso de 2020. La mejora de las cotizaciones en destinos claves como China y la Unión Europea y la fuerte incidencia de los contingentes arancelarios – que incluyen los cortes más preciados – han contribuido en estos resultados”, señaló Mario Ravettino, Presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

El incremento que se observó en el mes analizado obedeció a la evolución ascendente tanto de las carnes enfriadas y como de las congeladas. En el rubro de las carnes enfriadas incidieron los contingentes arancelarios hacia Unión Europea, que verificaron cifras récord (Cuota 481), o cercanas a sus máximos históricos (Hilton). Asimismo, aumentaron los envíos de carnes congeladas hacia China y particularmente, hacia Israel que alcanzó uno de los niveles más elevados de los años recientes.

Los contingentes arancelarios e Israel han permitido sortear el límite establecido por la aplicación del Decreto 408/21, que asignó cupos a cada planta exportadora por un total equivalente a alrededor de 45 mil toneladas peso res. Después de estabilizarse en junio y julio, en 51 mil toneladas peso res, se elevaron en los meses siguientes para alcanzar en septiembre el segundo más elevado de 2021, aunque es menor al promedio de la segunda mitad del año pasado y seguramente inferior al que se podría haber alcanzado de no mediar las restricciones aplicadas, considerando el contexto expansivo del mercado global y las limitaciones de oferta que enfrentan otros proveedores.

El valor total facturado en septiembre fue de 310 millones de dólares, 25% más que doce meses atrás.

China ha continuado liderando las exportaciones de carnes bovinas, aunque cedió considerablemente en su participación: promediaba un 80% antes de las restricciones aplicadas, para alcanzar el 64% en septiembre.

La evolución mensual demuestra claramente el efecto positivo de los contingentes arancelarios hacia la UE y de las excepciones establecidas en las restricciones sobre los embarques.

Después del pico registrado en mayo último, que con 52 mil toneladas incluyó un volumen récord de carne congelada con hueso de 13.5 miles de toneladas, las exportaciones a China retrocedieron a 28 mil y 25 mil toneladas en junio y julio respectivamente, para estabilizarse en 33 – 36 mil toneladas, participando las carnes con hueso con 8.5 y 9.1 miles de toneladas, respectivamente.

El impacto en términos de facturación de la caída verificada fue atenuado por una tendencia ascendente en los valores medios: en agosto, el valor promedio de las exportaciones de carnes desosadas a China fue de 5076 dólares/toneladas y volvió a aumentar en septiembre 5368 dólares/toneladas, 48% más que doce meses atrás y sólo 300 dólares menos que el pico observado a fines de 2019.

No obstante ello, no se ha logrado compensar el impacto de las restricciones sobre el valor facturado, en los últimos tres meses se acumula una pérdida de 178 millones de dólares, comparado con el promedio mensual de los cinco primeros meses de 2021:

‘’En los primeros nueve meses de este año, se destinó a China un total de 325 mil toneladas peso producto de carnes congeladas equivalentes a casi 450 mil toneladas peso res, tres cuartas del total de las exportaciones argentinas de carnes bovinas. La firmeza de los embarques a este destino hasta la sanción del Decreto 408/2021, ha compensado la caída de los últimos meses, por lo que el total facturado es similar al de igual lapso de 2020. Otro factor positivo fue la mejora en los valores medios que gradualmente se están acercando al récord de 2019’’, agregó Ravettino.

Publicidad