28 de octubre de 2021 10:59 AM
Imprimir

Hizo un paréntesis en la política para hacer lo que considera “la agricultura del futuro”

Julieta Centeno fue senadora bonaerense y decidió encarar un emprendimiento de producción de hidroponia en la zona de Bahía Blanca

Julieta Centeno fue senadora en la provincia de Buenos Aires entre 2015 y 2019 por el PRO y cuando ya estaba por terminar su mandato decidió poner en marcha un proyecto que llevaba un tiempo analizando: la producción hidropónica de vegetales. Así nació VerdeA Vegetales Urbanos, que cuenta con una superficie productiva de 3100 metros cuadrados en Bahía Blanca, con 60.000 plazas de cultivo.

Produce 35.000 plantas mensuales y realiza el procesado de 100 kilos de hojas diariamente. Provee en Bahía Blanca y otras localidades del sudoeste bonaerense con planes para ampliarse a nivel nacional. Cuenta con diez variedades de lechuga, rúcula, achicoria, berro, albahaca, pak choi, kale, mostazas, mizunas/espinacas y aromáticas.

Centeno advierte que la inversión inicial es alta pero, después, es una producción sostenible
Centeno advierte que la inversión inicial es alta pero, después, es una producción sostenible

En diálogo con LA NACION, Centeno contó que las variedades salen de la planta listas para consumir: “Es innovación y tecnología en la producción de vegetales; permite la agricultura urbana, consumir sin hacer kilómetros con los productos. Además, permite un ahorro del 90% de agua, mayor producción en menor superficie productiva y más eficiencia. Es la agricultura del futuro”.

Bioquímica de profesión, Centeno subrayó que los vegetales que se logran son de “máxima calidad, con todos los nutrientes”. Apuntó que los productos “son inocuos” y con el sistema se reduce 95% la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).https://324802276c20341e44afd160454828d8.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

La producción hidropónica se hace en Bahía Blanca
La producción hidropónica se hace en Bahía Blanca

Centeno se capacitó con especialistas de España, Perú, Brasil y Estados Unidos, que son algunos de los países que tienen desarrollada la producción hidropónica y experiencia de más larga data. “En el mundo es el futuro porque requiere de menos recursos que la agricultura tradicional; en la Argentina venimos corriéndola de atrás porque no hay experiencias consolidadas y no hay desarrollo de tecnología específica”, agregó.

La inversión inicial es alta porque todos los insumos son importados: semillas, sustratos, perfiles para la infraestructura y cubre suelos. “El costo inicial es importante porque después es una producción muy eficiente y sostenible”, dijo la emprendedora.

Con la empresa apuntan a hacer un negocio de escala, “un producto masivo que la gente de la región pueda aprovecharlo; las hojas verdes duran más, es una planta viva en la heladera de la que no se desperdicia nada”. Graficó que la mitad de producción hortícola se tira, no llega al consumidor.

La elección de producir hojas verdes es porque su ciclo es más corto, pero la técnica permite hacer todo tipo de vegetales. La empresa está en el mercado desde fines de 2019 y la demanda “tracciona muy bien, está en continuo crecimiento”.

Centeno admitió que su decisión de alejarse de la política es un “paréntesis”, pero que sigue “creyendo en la política de la buena, en la que puede transformar para mejor la vida de la gente”. Incluso mencionó que su experiencia le permitió conocer “de primera mano” los “obstáculos” que pone el Estado a la actividad privada.

Gabriela Origlia

Fuente: La Nacion

Publicidad