28 de octubre de 2021 15:27 PM
Imprimir

La CE prevé que 2021 finalice con bajadas en la producción de vacuno y crecimientos en porcino y ovino 28/10/2021

La Comisión Europea acaba de publicar su informe de previsiones sobre la evolución de la producción de carne para este año 2021. En vacuno, en la primera mitad de 2021 la producción ha bajando un 0,5% en cantidad y el comportamiento ha sido desigual de país a país. En el caso de Irlanda se ha bajado […]

La Comisión Europea acaba de publicar su informe de previsiones sobre la evolución de la producción de carne para este año 2021.

En vacuno, en la primera mitad de 2021 la producción ha bajando un 0,5% en cantidad y el comportamiento ha sido desigual de país a país. En el caso de Irlanda se ha bajado en un 7% (41.000 t menos) por las incertidumbres en torno a la gestión de la frontera entre el Reino Unido e Irlanda después de que el Reino Unido abandonó el mercado único, y la anticipación de posibles tensiones que llevaron a una mayor producción a finales de 2020. La producción de carne de vacuno en Alemania mostró una reducción de -1,5% (16 000 t) en el primer semestre, lo que refleja una reducción del rebaño medidas de COVID-19 y una baja demanda de los servicios de alimentación. En España, por el contrario, la producción aumentó un 6,3% (20 000 t). Precios favorables en un mercado interno ajustado y un rebaño de vacas en aumento forman la base de esta evolución.

Para la segunda mitad del año, ante el incremento de los costes de producción, sobre todo en los piensos, se podría esperar más sacrificios pero la situación económica que mejora gradualmente y los precios favorables actuales en la UE limitarán una mayor caída en la producción de carne de vacuno, a solo -0,5% en 2021, retomando su tendencia a la baja en 2022 (-0,9%).

En cuanto al comercio exterior de esta carne, las exportaciones han bajado en un 6% durante el primer semestre debido a unas menores ventas a Reino Unido. Otro motivo para la bajada de las ventas es el alto precio de la carne europea en los mercados internacionales. Por lo tanto, se espera un pequeño aumento anual en 2021 (+ 2%) y un aumento más importante en 2022 (+ 5%).

Las cifras de importación en el primer semestre de 2021 siguen siendo negativas (-11%), debido a la caída de la demanda en la UE relacionada con el canal foodservice y la escasez de carne de vacuno en el mercado mundial. Se espera que las importaciones de la UE se recuperen en un 5% en 2021, impulsadas por la reapertura gradual de los servicios alimentarios y el turismo en muchos países de la UE.

En el caso del porcino, la CE reconoce que en la actualidad el mercado está en una situación difícil por el aumento de la producción en el primer semestre de 2021, mientras que la demanda del canal foodservice bajo y los chinos bajaron la demanda. Los precios han estado cayendo de manera constante en los últimos meses, lo que genera preocupaciones con respecto a los criadores de cerdos. Las estadísticas del primer semestre de 2021 muestran una significativa aumento de la producción en los principales países productores: España (+ 4,1% interanual), Países Bajos (+ 9,9%), Dinamarca (+ 10%), Polonia (+ 5,7%) e Italia (+ 11%). En Alemania, la pérdida del mercado chino a causa de la peste porcina africana y la caída de precios resultante ya ha tenido un impacto en la producción (-1,2%). 

En general, la producción de carne de porcino de la UE aumentó en 466 000 t en el primer semestre de 2021 (+ 4,1% interanual). En respuesta a esta situación, y ante el aumento de los costes de los piensos, se espera que el sector de la carne de porcino de la UE reaccione ralentizando el aumento de la producción. La producción anual 2021 crecerá en un 1,7% y para 2022 esa tendencia podría continuar, con un crecimiento anual proyectado de + 0,6%.

Se prevé que las exportaciones de carne de porcino de la UE sigan siendo dinámicas, con un aumento del +6% en 2021 y del + 7% en 2022. La situación de las exportaciones estará fuertemente influenciada por desarrollos en el mercado chino, que ha entrado en un situación de sobreoferta tras una reducción temporal de existencias, en parte para mejorar el censo de cerdas reproductoras. Es probable que China siga avanzando hacia una mayor autosuficiencia en 2022. 

Para el ovino se prevé un ligero crecimiento en 2021 hasta el 1,3%. Una disminución de las importaciones, no compensada por una mayor producción nacional, explica los altos precios del cordero, que son sustancialmente más altos en 2021 que en años anteriores. La reapertura de los servicios de alimentación en la segunda mitad de 2021 podría generar una mayor demanda de carne de ovino en el mercado de la UE.

Las fricciones en las relaciones comerciales con el Reino Unido y la escasa demanda del Reino Unido han influido mucho en las exportaciones de carne de ovino de la UE. Además, los altos precios internos actuales y la escasez de suministro también mantienen el producto dentro de la UE. Las exportaciones de carne de ovino se redujeron un 17% en el primer semestre de 2021. Los mercados de exportación de Oriente Medio mostraron evoluciones mixtas. En general, se espera una disminución del 12% en las exportaciones de la UE para fines de 2021, seguida de una pequeña recuperación en 2022 (+ 5%).

Las importaciones de carne de ovino se redujeron un 21% en el primer semestre de 2021 debido a la reducción de los envíos del Reino Unido y Nueva Zelanda. Las importaciones de Nueva Zelanda cayeron un 21% en el primer semestre de 2021 debido a los altos costos de envío y al atractivo del mercado asiático. Los precios relativamente altos de la UE deberían atraer importaciones adicionales en la segunda mitad del año. Dado que es probable que los altos costos de envío continúen limitando los volúmenes de importación al menos a corto plazo, se espera que las importaciones disminuyan en un -18% en 2021.

Por último, los efectos de la covid-19 en el canal foodservice y la influenza aviar en algunos países del norte de Europa han afectado a la producción de carne de aves y se estima que en 2021 bajará un 0,9%. Si se recupera el canal foodservice para 2022 podría subir un 1%.

Muchos socios comerciales de la UE han aplicado prohibiciones relacionadas con la IA a nivel nacional o regional que corren el riesgo de obstaculizar el rendimiento de las exportaciones durante el resto del año. La decisión del Reino Unido de posponer la implementación de los controles sanitarios y fitosanitarios en la frontera hasta el 1 de julio de 2022 (en lugar del 1 de octubre de 2021 como estaba previsto inicialmente) debería brindar cierta tranquilidad a los operadores que exportan al Reino Unido.

Fuente: Eurocarne

Publicidad