30 de octubre de 2021 10:59 AM
Imprimir

SAG detecta mayor ingreso al país de plantas escondidas en encomiendas, de juguetes o libros.

Chile : 1.126 plantas han sido retenidas por el SAG en el Aeropuerto de Santiago por no contar con certificado fitosanitario. Las cifras han aumentado, especialmente de las denominadas «suculentas», son aquellas en las que algún órgano está especializado en el almacenamiento de agua en cantidades mayores que las plantas sin esta adaptación.  Preocupación ha […]

Chile : 1.126 plantas han sido retenidas por el SAG en el Aeropuerto de Santiago por no contar con certificado fitosanitario. Las cifras han aumentado, especialmente de las denominadas «suculentas», son aquellas en las que algún órgano está especializado en el almacenamiento de agua en cantidades mayores que las plantas sin esta adaptación. 

Preocupación ha generado en el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) el aumento de intercepciones de plantas «suculentas» y otros tipos de plantas importadas ilegalmente al país que llegan a través de encomiendas y sin certificación sanitaria al control fronterizo del Aeropuerto Arturo Merino Benítez. En cuanto a volumen, los meses más críticos han sido agosto y septiembre.

Desde la Oficina Sectorial del SAG Metropolitano, en el terminal aéreo, han reportado un aumento en las retenciones de plantas provenientes principalmente de China, Estados Unidos y Europa. Dicha intercepción se explica por la ausencia del certificado fitosanitario que exige el Servicio, ya sea para su comercialización o para fines domésticos.

“Lo que nos ha llamado la atención es que muchas veces las plantas llegan al control fronterizo identificadas en las encomiendas como “libros” o “juguetes”. Gracias a la tecnología de nuestras máquinas de rayos X detectamos que se trata efectivamente de plantas y que intentan ser ingresadas o enviadas a su comprador de manera irregular”, indicó Cristián Poblete, Jefe de Oficina SAG del aeropuerto.

Es importante considerar que las mercancías que llegan desde el extranjero como encomienda son escaneadas por el SAG en máquinas de rayos X, y es ahí donde los funcionarios/as aplican conocimiento y experiencia técnica para detectarlas gracias a factores como su tamaño y forma, que son evidenciados en los monitores de fiscalización. Finalmente, se procede a la apertura de la encomienda, se retiene el producto y se notifica al importador. En tanto, si el producto ingresa por courier y no cumple con las exigencias sanitarias establecidas por el Servicio, es destruido de inmediato; toda vez que existe una clara intención por parte de compradores chilenos de evadir los controles fitosanitarios en nuestro país.

La Encargada Regional de Protección Agrícola-Forestal y Semillas del SAG Metropolitano, Lorena Navarro, explica que las personas que quieran comprar cualquier tipo de planta en el extranjero deben iniciar un proceso de importación. Para ello, lo primero es informarse acerca de los requisitos que Chile ha establecido para el ingreso de cada especie, lo cual varía según su procedencia, y así determinar si quien vende el producto vegetal cumple con las exigencias nacionales: http://defensa.sag.gob.cl/reqmercado/. Si las plantas no se encuentran en este listado, no pueden ingresar al país.

Estos requisitos deben estar acreditados con un Certificado Fitosanitario emitido por el organismo nacional de protección fitosanitaria (ONPF), es decir, el homólogo del SAG en el país donde se realiza la compra y que debe tramitarlo quien vende la planta en el extranjero. Dicho documento entrega garantías de que la planta que se adquiere está libre de plagas y enfermedades no presentes en Chile. A ello se debe sumar el correspondiente Certificado de Destinación Aduanera (CDA). Para más información, quienes estén interesados en importar plantas, pueden escribir a oficina.informaciones@sag.gob.cl para recibir orientación.

Pero, ¿cuál es el riesgo de ingresar plantas sin certificación fitosanitaria?

El Director Nacional del SAG, Horacio Bórquez, explica que el riesgo radica principalmente en los daños que estos productos vegetales pueden ocasionar a la sanidad de nuestra agricultura y medio ambiente: “El riesgo de no contar con la certificación oficial es que no existe certeza que esas plantas se encuentran libres de plagas y enfermedades que no están en Chile o que, está planta pueda comportarse como especie invasora. Cualquier material vegetal, incluyendo las suculentas, pueden ser transmisoras y/o transportadoras de enfermedades, poniendo en riesgo a nuestras plantas y animales”.

Horacio Bórquez agregó un dato relevante que refleja el aumento de las intercepciones: en lo que va corrido de 2021 el SAG Metropolitano ha interceptado en el aeropuerto 1.126 plantas sin certificación fitosanitaria de origen, presentando un incremento exponencial en los meses de agosto (706) y septiembre (406), en comparación a los meses de mayo, junio y julio que suman un total de 258 retenciones.

La máxima autoridad del SAG hizo un llamado a las personas que hacen compras a través de internet a informarse para evitar sanciones, precisando que “más allá de la multa, el llamado que hacemos desde el Servicio a la ciudadanía es a actuar con responsabilidad frente al cuidado de la sanidad de nuestro país, que podría verse gravemente afectada por este tipo de actos irresponsables de algunas personas”.

Fuente: SAG

Fuente:

Publicidad