23 de noviembre de 2021 10:04 AM
Imprimir

Miel Salteña: la calidad nace y se hace desde el campo

Las condiciones de calidad que se están generando en la provincia de Salta hacen que la producción de miel pueda entrar a cualquier mercado del mundo ya que es de primera calidad. Entrevistamos al Ingeniero Agrónomo Carlos Gustavo Cabrera, integrante del equipo de gestión del Programa Nacional de Apicultura de INTA Salta.

La provincia de Salta se caracteriza por su gran variedad de ecosistemas y microclimas, una floración sumamente intensa y ausencia de contaminantes, todas estas características permite desarrollar la actividad apícola con una producción de excelente calidad. Su geografía montañosa hace que la actividad no sea tan sencilla como en la llanura, pero los apicultores saben cómo hacerlo.

Esta variedad climática brinda la posibilidad de producir mieles con características diferenciales en color, sabor, aroma, textura y de excelente calidad con la probabilidad de tener mercado representativo a nivel internacional.

Desde la redacción de El Agrario nos pusimos en contacto con el Ingeniero Agrónomo Carlos Gustavo Cabrera – Responsable de la Oficina de Información Técnica de INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) en el Galpón, Provincia de Salta, dependiente de la AER J.V. González y de la EEA Salta, integrante del equipo de gestión del Programa Nacional de Apicultura de INTA, para que nos brinde información sobre esta importante actividad.

INTA El Galpón Salta – Foto El Agrario

– Gustavo, ¿cómo está posicionada la provincia de Salta en la apicultura? 

 – La provincia de Salta hace varios años que viene creciendo en la producción apícola, tanto en la cantidad de apicultores como en el número de colmenas, se está haciendo un esfuerzo en conjunto entre las instituciones de la provincia, organizaciones de productores y el INTA para lograr el desarrollo de la actividad dentro de la provincia.

 – ¿Se puede decir que es una actividad que está en pleno desarrollo para los salteños?

– Totalmente, es una provincia que tiene mucho potencial para el desarrollo apícola y pensamos que podemos duplicar el número de apicultores y colmenas así que hay un futuro promisorio en este aspecto.

 – Ingeniero, la apicultura en El Galpón es una organización de la cual usted forma parte, ¿cómo surge la idea de formar dicha organización?

 – El galpón es una localidad ubicada al sudeste de la provincia de Salta, sobre la ruta 16, de aproximadamente 11 o 12 mil habitantes. El pueblo en sí tendrá unos 9 mil habitantes, es decir, que es un pueblo chico. Desde el año 1994, se empezó a trabajar con un grupo de cambio rural y un grupo de pioneros apicultores, estos grupos tuvieron la iniciativa de trabajar en el desarrollo de la apicultura, posteriormente, en el año 2004, se decide que ese grupo se transformara en una cooperativa y a partir de eso se empieza a trabajar como Cooperativa Apícola Flor del Garabato.

En un primer momento, el presidente fue Juan Carlos Vannucci que, además, era docente y esto permitió sumar a la Escuela Agrotécnica. A este mismo proyecto se sumaron el INTA quien brinda el aporte de la tecnológico, el municipio de El Galpón y otras organizaciones, es decir, desde distintos sectores aportamos para lograr un desarrollo en el sector apícola del pueblo.

Hoy es una actividad importante en esta localidad, no te diría que tiene una relevancia total, pero está en pleno crecimiento, se está trabajando muy fuerte, sobre todo en la formación de los jóvenes del pueblo brindando experiencias para lograr que a futuro sean buenos productores apícolas.

 – ¿Cuántos apicultores tiene aproximadamente la provincia de Salta?

 – Según los registros, hay aproximadamente algo más de 200 productores y aproximadamente 12.000 colmenas totales. Estos son los productores registrados en el RENAPA (Registro Nacional de Productores Apícolas), lógicamente, hay productores que no están registrados todavía, pero se está trabajando para lograr que se inscriban.
Actividad apícola en Salta – Foto El Agrario

 – ¿La actividad es desarrollada por pequeños productores?

 – Si, la mayoría son pequeños productores, pero en la mayoría de los casos proyectan a crecer.

 – ¿Podemos decir que la actividad en Salta tiene características de una producción familiar Gustavo?

 – Totalmente, vos sabes que felizmente empezamos a ver productores que se destacan en ciertos rubros con muy buen nivel tecnológico y con muy buena perspectiva de crecimiento a futuro.  

 – Gustavo, a la mayoría de las personas nos gusta consumir miel y todos sabemos que la misma viene de la abeja verdad, pero como dice el dicho, “La cosa no es soplar y hacer botellas” (risa extendida). ¿Cómo explicarías la actividad o el proceso productivo para obtener esa miel?

 – Bien, es verdad lo que decís, la cosa no es tan simple, te cuento. A nivel país la mayoría de los productores apícolas son pequeños productores, a nivel familiar o en una escala relativamente chica, es decir, no hay grandes empresas que hagan el desarrollo de la apicultura con una visión masiva. Pero lo que hay que destacar es que casi todos o la mayoría de los productores que uno conoce tienen como objetivo lograr un producto de calidad que no solamente nos va a permitir permanecer en la primera línea de los  mercados mundiales, sino también, fortalecer el mercado interno y ese es el mejor de los factores en común para fortalecer la actividad. 

 – ¿Y desde el punto de vista práctico?

– Ahí viene la parte que como vos dijiste “no es soplar y hacer botellas” (risa) la apicultura es una actividad que requiere mucha mano de obra, como te explique anteriormente es mano de obra familiar, realmente se trabaja mucho como debe pasar con otras actividades donde realmente hay que poner el lomo y mucho empeño. Gracias a ese empeño de nuestros apicultores, la Argentina se posicionó en un muy buen nivel mundial . Esto es una tarea en el apiario.

Hay distintos tipos de ambientes con distintas características particulares, cada uno de esos ambientes te da una variedad de miel y eso es muy bueno y claramente es aprovechado.

 – ¿Las condiciones climáticas de la provincia influyen en la buena calidad del producto?

 – A ver, para que se entienda, tenemos que pensarlo de la siguiente manera: la miel es creada por una secreción que generan las plantas sí?, la planta con flor o las flores específicamente que es el néctar. El néctar es el líquido azucarado que recogen las abejas de las plantas y que será después convertido en la miel. La parte de laplanta donde se halla el néctar se llama nectario y está en el interior y hacia la base de las flores, este varía de acuerdo a la floración que vos tengas. Lo que tiene la provincia de Salta es la gran variedad de clima; tiene el clima seco cómo es por ejemplo en la zona de los Valles Calchaquíes, desde ahí llegas a las Yungas pasando por uno Chaco semiárido, es decir, hay distintos tipos de ambientes con distintas características particulares, cada uno de esos ambientes te da una variedad de miel y eso es muy bueno y claramente es aprovechado.

La producción de la provincia de salta el 100% va para el mercado local, hay que tener en cuenta que hoy por hoy la provincia no se abastece de miel, hay una demanda que supera por varias veces lo que hace la producción de la provincia.

 – ¿Cuáles son las variedades de la miel y cuántas? 

 – Históricamente la miel se comercializa por color, eso es un tema que viene del mercado de la exportación. Nosotros sabemos que ese no es el factor más importante, es decir, hay otras características que son verdaderamente ponderables e importantes para la miel; acá tenemos mieles claras cómo puede ser una miel de algarrobo, hasta mieles oscuras. La floración del Chaco Salteño en las zonas más cercanas al río permite realizar una miel casi negra, cada una tiene su característica especial, sabor, acides, cada una de ellas se siente distinta en el paladar. Eso es algo muy importante para destacar.
Variedades de miel por color – INTA Salta

 – ¿La producción de miel en Salta es únicamente para consumo local?

 – La producción de la provincia de Salta, el 100 % va para el mercado local, hay que tener en cuenta que hoy por hoy la provincia no se abastece de miel, hay una demanda que supera por varias veces lo que hace la producción de la provincia, o sea, que todo lo que se genera se consume en la provincia.

 – ¿Se ha pensado en algún momento producir miel para exportación?

Por el momento no se ha pensado en el mercado de la exportación, pero bueno, este es un negocio al cual uno va dándole escalas. Las condiciones de calidad que se está generando en la provincia hace que pueda entrar a cualquier mercado del mundo porque es de primera calidad. 

 – ¿Esta calidad en sus distintas variedades permite producir jaleas, propóleos y demás?

 – Totalmente, no hay que pensar en las colmenas como productoras de miel solamente, sino que sobre la base de la colmena podemos producir propóleos, jaleas reales y el mismo material vivo, es decir, producir abejas para la venta. También se puede brindar servicio de polinización, es decir, hay una variedad de servicios que surgen a partir de las abejas y colmenas.

La calidad nace y se hace desde el campo, todos los cuidados que hay que tener para obtener una miel de primera calidad empieza en el campo.

– ¿El INTA tiene algún programa especial para brindar asesoramiento a los productores en la producción y en el cuidado de las colmenas?

 – Tenemos el programa de apicultura del INTA que se llama PROAPI, este programa tiene más de 20 años y es muy importante dentro del Instituto. El programa hace foco en puntos destacados como la calidad de la miel. La calidad nace y se hace desde el campo, todos los cuidados que hay que tener para obtener una miel de primera calidad empieza en el campo. Otro punto es el apoyo a las organizaciones, el mismo programa trabaja en apoyar a las organizaciones de productores, creemos que esta es una actividad para llevar en conjunto, entonces el apoyo a las organizaciones es fundamental. Y por último, el programa del INTA trabaja sobre el mejoramiento genético para la apicultura donde entran los avances en sanidad, los avances en alimentación, la mejora del manejo y todo eso se va concatenando en esto quedamos por llamar el “sendero tecnológico”, nosotros creemos que esa calidad que se hace desde el campo, que se hace desde el productor es clave mantenerla.

Desde la redacción de El Agrario agradecemos la gentileza del Ingeniero Agrónomo Carlos Gustavo Cabrera – Responsable de la Oficina de Información Técnica de INTA en el Galpón, Provincia de Salta, dependiente de la AER J.V. González y de la EEA Salta, por permitirnos realizar esta entrevista.

Publicidad