26 de noviembre de 2021 10:52 AM
Imprimir

“No se puede forzar más el precio, pero deben saber que engordar un novillo no es fácil”

En la sociedad Rural de Villa Ángela, se realizó un nuevo remate ganadero donde el precio de la hacienda en pie bajo entre 10 y 15 pesos. N9 Federal dialogó con el productor y miembro de la Comisión de la Sociedad Rural de Villa Ángela. Pedro Glibota

Según el detalle, el precio en el remate de este jueves fue: ternero liviano hasta 150 kg. Se pagó $310 terneros hasta 250 kg. $284, novillos más de 280 kg. $220, vaca gorda $170, vaca invernada. $150, toro gordo.

“Se trató de un remate de 1.400 cabezas con precios bastantes acordes a lo que se encuentra hoy la plaza. Porque los remates son día a día y suelen variar entre 10 puntos de diferencia”, sostuvo en dialogó con N9 Federal dialogó el productor y miembro de la Comisión de la Sociedad Rural de Villa Ángela. 

Asimismo, Pedro Glibota aseguró que siempre recomiendan a los vendedores participar de todos los remates, “porque así pueden realizar un promedio y estar al tanto de la situación de los precios”.

“No se puede forzar más los números, sino las carnicerías explotarán los precios, pero la gente debe saber que engordar un novillo no es fácil”.


“Son muchos los factores que nos juegan en contra, por lo que el productor esta en precio”, aseguró y añadió, “en nuestra pista no hubo ni un disparate de precios, pero el carnicero si está pagando más o menos impuestos, esto es lo que se tiene que acomodar porque no podemos vivir pensando en el mañana, necesitamos una economía más estable para hacer, producir y vender”, expresó el productor. 

Sostuvo que los productores están ya viendo que van hacer con los terneros a futuro, si los venden o esperan “porque todo es incertidumbre en los valores”. “El productor ganadero no puede estirar los números, ni dejar de contar con personal, aunque sabemos de caso que ahora solo queda la propia familia criando y trabajando tanto en cosecha como en ganadería”.

Para finalizar, manifestó que ya no hay de donde ajustar, “la gente quiere comer carne linda hay que buscarle la vuelta para seguir todos para adelante”, concluyó.

Publicidad