27 de noviembre de 2021 10:20 AM
Imprimir

Silobolsas vacíos: el stock de soja y maíz que quedó sin vender es el más bajo de los últimos 11 años

Hubo un mayor nivel de comercialización de ambos cultivos en la campaña actual. Lo que quedó sin vender equivale a USD 4.700 millones, el menor valor en 6 años medido en dinero y en más de una década si se lo mide en toneladas

La Bolsa de Comercio de Rosario proyectó que las existencias de maíz y soja en manos del productor agropecuario a comienzo del presente mes, asciende a 4.700 millones de dólares. Esto representa que el stock es el más bajo en 11 años medido en volumen, y el menor en 6 años si se lo mide en valor. A todo esto, la cadena comercial registra el stock más bajo en volumen en 4 años, pero el segundo más alto en valor. La clave: un ágil volumen de comercialización de la campaña actual por parte del sector primario de la cadena.

De acuerdo a lo señalado por Emilce Terré y Federico Di Yenno, economistas de la BCR, los productores de soja y maíz tienen en su poder más de 10 millones de toneladas, algo menos del 20% de la producción toral de ambos cultivos de verano. Y si se suman los sectores industriales, , el volumen es de 35 millones de toneladas. Todo esto evidencia que lejos de especular y almacenar su mercadería en los famosos silobolsas, el productor demostró que a lo largo de la última campaña gruesa incrementó sus ventas.

En muchos casos se aprovechó el favorable contexto de precios internacionales, pese a los efectos en el plano local de las retenciones y el desdoblamiento cambiario. Una situación que impulsó la compra de insumos para la actual siembra, y además permitió sumar nuevas tecnologías, mediante la compra de nuevo equipamiento agrícola.

Además, el informe reflejó que los stocks aproximados en manos del productor son más bajos que en el año 2010, como consecuencia de una menor producción de soja y al mayor flujo de negocios durante la campaña. Además, en el presente mes se registró una merma en el valor de las tenencias de los principales granos gruesos en manos del productor: entre noviembre 2020 y noviembre 2021, esta disminución representa 7 millones de toneladas, o el 65% de las tenencias.El valor de los stocks, según el informe privado. (Bolsa de Comercio de Rosario)El valor de los stocks, según el informe privado. (Bolsa de Comercio de Rosario)

Los economistas de la BCR, comentaron que “si bien el ministerio de Agricultura discontinuó la publicación de la serie entre los años 2013 y 2015 del stock comercial, dificultando el cálculo de inventarios en poder del sector productivo, se nota una tendencia creciente del nivel de inventarios a largo plazo que se condice con la mayor producción. Sin embargo, midiendo el nivel de inventarios como proporción de la producción (línea roja), se observa que el ratio cayó en 2021, por cuarto año consecutivo, a un mínimo en 9 años según la información disponible”.

Si se analiza el total de stocks estimados a noviembre de cada año, pese a la caída del valor de las tenencias por 710 millones de dólares respecto al año anterior, éste aún resulta el segundo más alto desde que se tiene registro, con 14.779 millones de dólares. Sin embargo, ello se debe a un efecto precios ya que el stock de granos en toneladas en manos de la cadena comercial se mantuvo en un rango estable en los últimos 7 años.

Comercialización

Uno de los motivos del menor stock en manos de los productores es la alta fluidez de la comercialización en la campaña, a partir de las compras que realizaron los exportadores y procesadores de la materia prima. Esto significa que los productores están entregando la mercadería y no hay retrasos en la misma, si se compara a lo sucedido en otros años.Volumen de stocks. (Bolsa de Comercio de Rosario)Volumen de stocks. (Bolsa de Comercio de Rosario)

La BCR informó, en base a datos oficiales, que en lo que va del ciclo 2020/2021 la industria y los exportadores ya compraron el 72,6% de la producción, casi en la misma línea de las últimas campañas. Al respecto, los economistas de la entidad precisaron: “La comercialización de la nueva campaña comercial (2021/22) y las últimas tres campañas comerciales que, al igual que ésta, registraron problemas de falta de humedad adecuada para los cultivos. De esta manera que el productor vende aproximadamente el 40% de su producción antes de la cosecha o durante la cosecha y el 60% restante luego del período de cosecha”.

Por último, en campañas con situaciones climáticas favorables, gran parte de la producción de soja se vende hasta un 80 % a la industria y exportación, mientras que el resto se utiliza para la elaboración de expellers y balanceados, o para ampliar los stocks necesarios por los actores de la cadena (industrias de crushing, balanceados, productores o sector de alimentación animal). “En los años de sequía, las ventas del sector a consumo final (industria y exportación) superan a la producción ya que los productores liquidan sus stocks para hacer frente a los gastos a lo largo del año”, concluyó el informe privado.

Fuente: Infobae

Publicidad