3 de diciembre de 2021 14:57 PM
Imprimir

¿NABOLZA RESISTENTE A GLIFOSATO?

El INTA advierte la presencia de un biotipo sospechoso de ser resistente a inhibidores y 2,4d detectado en lotes agrícolas de Fuentes (Departamento San Lorenzo, Santa Fe).

El informe, elaborado por Juan Carlos Papa, Andrea García y Juan Ibarlucea, destaca que en la actualidad, hay cinco especies de crucíferas o brasicaceas con resistencia en Argentina: Raphanus sativus (Nabón), Brassica napus (Colza o Canola), Brassica rapa (Nabo), Hirschfeldia incana (Nabillo) y Rapistrum rugosum (mostacilla). Entre estas, se presentan biotipos con resistencia a glifosato, a inhibidores de ALS y a 2,4D (Aapresid, 2019).

Un apartado adicional merece los comúnmente llamados “Nabolzas” que corresponderían al resultado de la hibridación de cultivares de Colza-Canola introducidas al país (con resistencia a glifosato) y Nabos resistentes a ALS y 2,4D generando de esta manera las conocidas resistencias a múltiples modos de acción confirmadas recientemente (AgrofyNews 2021).

De acuerdo a relevamiento de la REM (AAPRESID) en nuestra provincia, en el año 2017, se había informado la presencia de biotipos de Brassica rapa sospechosos de resistencia múltiple a glifosato + inhibidores de ALS y a 2,4D en el departamento Belgrano; sospechosos de resistencia a glifosato + ALS en el departamento Iriondo y un biotipo resistente a glifosato + ALS en Caseros.

En la provincia de Santa Fe, el área rural de la comuna de Fuentes, recientemente, técnicos de INTA han detectado una importante población de Brassica rapa (nabolza) que fue capaz de sobrevivir a tratamientos con dosis normales de uso de glifosato, 2,4D y diversos herbicidas del grupo de los inhibidores de ALS, entre ellos imazapir e imazetapir. Según relatos del productor cuyos lotes han sido invadidos, la maleza sobrevivió a reiterados tratamientos con los herbicidas mencionados pero fue sensible a herbicidas del grupo de las triazinas. El problema alcanzó una magnitud tal que fue necesario retirarlos mediante prácticas manual-mecánicas.

¿Qué hacer?

Los problemas de malezas en general y de resistencia a herbicidas en particular debe encararse a través de la implementación de un programa integral (Manejo Integrado de Malezas) que contemple la aplicación de métodos químicos y no químicos. Dentro de estos últimos se aconseja la rotación de cultivos, los cultivos de cobertura, el monitoreo prolijo y frecuente de los lotes, los arreglos espaciales competitivos así como la eliminación manual-mecánica de las malezas sobrevivientes antes de que produzcan semillas viables. En lo que a herbicidas se refiere y considerando a Brassica rapa, en el programa de manejo deberían incluirse principios activos a los que esta especie aún no ha manifestado resistencia tales como paraquat, glufosinato de amonio, inhibidores de pigmentos; e inhibidores de fotosíntesis. El empleo estratégico de herbicidas residuales, es de importancia clave así como la oportuna aplicación de los tratamientos de post emergencia.

Fuente: El Litoral

Publicidad