3 de diciembre de 2021 00:02 AM
Imprimir

La evolución de la industria alimentaria tras el paso del COVID-19

Hoy más que nunca las grandes empresas de distribución alimentaria actúan como tractoras de los fabricantes de alimentos. La enorme capacidad de compra de las empresas de distribución obliga a los productores de la industria alimentaria a aumentar sus capacidades de producción, reducir costes unitarios, incluir controles de calidad, ofertar distintos formatos de producto aun siendo la misma materia prima, distintas presentaciones y empaquetados personalizados.

La transformación de la industria alimentaria en la actualidad

Obviamente, esta transformación supone un reto organizativo y tecnológico para las empresas fabricantes de alimentos, por lo que no se puede resolver exclusivamente ampliando la plantilla de personas en planta de la industria alimentaria. La respuesta a esta necesidad no es otra que la automatización de los procesos de negocio y productivos de la industria alimentaria.

En este caso caben dos opciones. Si hay capital disponible, es cuestión de dejarse acompañar por empresas expertas que harán un trabajo excelente analizando las necesidades del cliente y automatizando sus procesos de forma global. Pero sin embargo, si la disponibilidad de capital es baja, esto no implica que esté la partida perdida. En vez de trabajar en el proceso en global hay que pasar a estudiar las operaciones que lo componen, su costo y sobre todo si aportan o no valor al producto final. Una pista: mover objetos no aporta valor. La sustitución de esas operaciones sin valor aporta beneficios al proceso de fabricación en la industria alimentaria:

  • Liberar recursos humanos para reforzar las operaciones que los requieren sin aumentar la plantilla
  • Regularizar el proceso facilitando la programación de producción
  • Ser fuente de datos que nos permite incorporar métricas fiables
  • Eliminar tareas que generan bajas por lesiones por repetición
  • Aumentar la calidad al poder disponer de más recursos en las operaciones que afectan directamente al producto
  • Reducir la necesidad de almacenes intermedios con sus costos añadidos.

Lo mejor de todo, es que esas mejoras de operaciones se pueden integrar de forma rápida y ágil en las instalaciones existentes de las empresas de la industria alimentaria, sin necesidad de grandes paradas de producción, y con retornos de inversión muy cortos.

Solución para la automatización de la industria alimentaria: herramientas mecatrónicas

Las “herramientas mecatrónicas” que se necesitan son las siguientes, pero no necesariamente todas al mismo tiempo:

Robots para la automatización de la industria alimentaria

  • Robots antropomórficos de 4 a 6 ejes
  • Robots cartesianos de 2 a 6 ejes
  • Robots Scaras de 3 a 4 ejes
  • Robots paralelos (o arañas) de 3 a 4 ejes.

Actuadores programables eléctricos para la automatización de la industria alimentaria

  • Actuadores rotativos
  • Actuadores lineales
  • Actuadores combinados rotativo + lineal
  • Pinzas paralelas y angulares.

Sistemas de control para la automatización de la industria alimentaria

  • Para ambiente alimentario
  • Con capacidades multieje en rack con o sin interpolación
  • Con autodiagnóstico, comunicaciones basadas en Ethernet y bus de campo
  • Programables sin necesidad de otros equipos externos.

Servidores de captura y análisis de datos

Formación y soporte en la industria alimentaria

La actualización de conocimientos a través de la formación de los operarios y el soporte técnico ofrecido en el uso adecuado en dichos componentes, es tan importante como la adquisición de los componentes, ya no solo para manejarlos, sino para aprovechar al máximo el rendimiento de la herramienta y además, asegurar la correcta utilización y seguridad de los mismos operarios. En Larraioz Elektronika disponen de todas estas herramientas tecnológicas para acompañar a los fabricantes de alimentos en este proceso de mejora continua de sus operaciones de fabricación. El equipo humano experto en mecatrónica de Larraioz, bien directamente como usuarios finales de sus productos mecatrónicos, o bien por medio de sus excelentes colaboradores con sus sistemas llave en mano.

Publicidad