3 de diciembre de 2021 15:55 PM
Imprimir

Kroneberger rechaza la continuidad de restricciones a la exportación de carne

El senador electo sostuvo que aguarda que “no se ratifique las restricciones para 2022”, como tiene planificado el gobierno nacional. El senador nacional electo por Juntos Por El Cambio, Daniel Kroneberger, manifestó que espera que “el Gobierno Nacional de marcha atrás con la propuesta de ratificar en 2022 las restricciones a la exportación de carne […]

El senador electo sostuvo que aguarda que “no se ratifique las restricciones para 2022”, como tiene planificado el gobierno nacional.

El senador nacional electo por Juntos Por El Cambio, Daniel Kroneberger, manifestó que espera que “el Gobierno Nacional de marcha atrás con la propuesta de ratificar en 2022 las restricciones a la exportación de carne vacuna. Se le vive poniendo el pie encima al campo argentino. Con la aplicación del cepo a las exportaciones de carne, se registran caídas en la faena, la producción, el consumo y las exportaciones”.

 Añadió que le generó “mucha preocupación las declaraciones del Secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, que habló de la posibilidad de aumentar las retenciones y desacoplar los precios internacionales de los locales, para contener las subas del precio de la carne al consumidor, al igual que el documento de trabajo que el ministro Julián Domínguez envió a los dirigentes agropecuarios, que refleja que las exportaciones de carne se mantendrán casi sin variantes el año próximo, con un sistema administrado integrado por distintos cupos y la prohibición de exportar siete cortes populares.

 “Aumentar el rodeo y potenciar los Kilos, esa debe ser la hoja de ruta que se necesita tanto para el mercado interno, como en el de exportación”, contrapuso.

“La decisión de cerrar exportaciones, atrasa. No podemos cerrar mercados, no nos podemos dar el lujo de perder dólares por el cierre de exportaciones. El valor de la carne no bajó, se frenó la producción, se frenaron los rodeos. Quedó en evidencia en pocos meses, las consecuencias negativas de la suspensión de las exportaciones de carne”, alegó.

“Los costos son enormes, y debemos brindar como país, un escenario previsible, con reglas claras de juego, para las inversiones presentes y futuras. Argentina debe cumplir con los compromisos asumidos frente a los mercados internacionales. Es la única manera de generar confianza para nuestros inversores”, prosiguió.

 El radical expresó que “la decisión de extender las trabas a las exportaciones de carne es perjudicar el trabajo y la economía de todos los argentinos. Con estas decisiones del gobierno nacional, pierden todos los argentinos: consumidores, frigoríficos, trabajadores y productores. Y el Estado. Los únicos que celebran son los competidores de la región, como Uruguay y Brasil”.

 “No hay dudas de que es una medida que va en contra del desarrollo y el crecimiento de la ganadería. No es una medida efectiva para bajar el precio de la carne. Eso ya quedó demostrado a lo largo del tiempo. Estas decisiones nunca acrecentaron la oferta para consumo local y así bajar los precios. Sino que redujeron la producción ganadera”, concluyó.

Publicidad