3 de diciembre de 2021 19:51 PM
Imprimir

Veterinarios británicos crean una guía con pautas sobre la gripe aviar

La guía, creada tras detectarse varios brotes de influenza aviar en el Reino Unido en las últimas semanas, recoge pautas para los profesionales veterinarios que ven aves silvestres y aves de corral en la práctica diaria

La guía, que ha sido desarrollada conjuntamente por la Asociación Veterinaria Británica (BVA), la Asociación Avícola Veterinaria Británica (BVPA), la Asociación Veterinaria Británica de Pequeños Animales (BSAVA) y la Sociedad Zoológica Veterinaria Británica (BVZS), describe los signos clínicos a los que los profesionales veterinarios deben estar atentos y los pasos que deben seguir para reportar los casos sospechosos de la enfermedad. También incluye información detallada sobre bioseguridad con consejos sobre el equipo de protección personal adecuado y cómo examinar los casos sospechosos de la forma más segura.

Los responsables veterinarios acordaron poner en marcha nuevas medidas de convivencia a principios de esta semana tras varios casos confirmados recientemente en Inglaterra, Escocia y Gales. En todos ellos, las aves han sido sacrificadas de manera humanitaria en las instalaciones infectadas y se han establecido zonas de control de enfermedades para limitar la propagación de la enfermedad a las áreas circundantes.

La influenza aviar circula normalmente durante los meses de invierno, asociada con la temporada migratoria, y puede causar diferentes síntomas entre especies de aves. Este virus presenta un riesgo muy bajo para la salud pública, pero se aconseja a las personas que eviten tocar aves muertas o que presenten síntomas. No hay impacto en el consumo de productos avícolas debidamente cocidos, incluidos los huevos.

James Russell, vicepresidente senior de BVA, comenta que “se han tomado medidas rápidas en respuesta a varios brotes en las últimas semanas y adoptado medidas sólidas para contener la propagación de la enfermedad tanto como sea posible. Las aves silvestres que migran al Reino Unido desde Europa continental en los meses de invierno pueden transmitir la enfermedad e infectar a otras especies de aves, por lo que es vital que los profesionales veterinarios que pueden estar viendo aves de corral y vida silvestre en la práctica sepan cómo detectar los signos y actuar rápidamente si se presentan casos sospechosos”.

“Nos complace asociarnos con BVPA, BSAVA y BVZS para ayudar a la profesión a mantenerse al día con la respuesta al brote y los pasos que deben seguir para garantizar altos estándares de protección y control de enfermedades”, agrega Russel.

Asimismo, Liz Mullineaux, vicepresidente senior de BVZS, apunta que “la situación actual de la influenza aviar en el Reino Unido está cambiando rápidamente casi a diario. Esto es claramente muy difícil para los profesionales veterinarios en el sector avícola, pero también presenta algunos problemas para aquellos que en la práctica general trabajan tanto con aves de corral de traspatio como con aves silvestres”.

Puede acceder a la guía en este enlace.

Publicidad