3 de diciembre de 2021 22:52 PM
Imprimir

Clima de escepticismo: preocupación del campo por las diferencias internas del Gobierno

Cuando faltan menos de 30 días para venzan las restricciones a las exportaciones de carne, el agro pide definiciones; el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, recibirá el próximo jueves a la Mesa de Enlace

Idas y vueltas. Marchas y contramarchas. Dichos y contradichos, dentro y fuera del Gobierno. Mientras la Mesa de Enlace aguarda ser recibida el jueves próximo por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, lo trascendido de la reunión de ayer con exportadores por el tema de la carne vacuna, dejó un clima de mucho escepticismo y desconfianza en el campo.

Para Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), los mensajes para un lado y para otro muy cambiantes del Gobierno, lo único que genera es incertidumbre. “La verdad es que no se entiende. La gente no sabe para donde ir. Pero bueno, seguiremos con la idea de presentar una propuesta superadora, con exportaciones abiertas y con reuniones frecuentes para ver cómo va el ritmo de la exportación”, indicó.

Según pudo reconstruir LA NACION, ayer en el ministerio, Domínguez les habría anticipado a directivos del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC que para 2022 la intención del Gobierno es reforzar el cepo a la carne: es decir, que se exporte menos que en 2021. Pero en el sector creen que el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, sostiene una posición todavía mucho más dura con suba de retenciones y la creación de un fideicomiso con aportes que salgan de la propia cadena de la producción para subsidiar a los alimentos.

José Colombatto, titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) tiene dos miradas al respecto. “Es un Gobierno que nadie le cree, son funcionarios que mienten, incluso entre ellos mismos”, dijo. En este sentido, recordó la promesa efectuada por el ministro al secretario de la Producción de la provincia, Lucio Amavet, de que a finales de diciembre se levantaba todas las restricciones de las exportaciones.

El dirigente entrerriano señaló que “todo en el Gobierno es una contradicción” porque por un lado quieren reunirse con las entidades del campo a nivel nacional para presentar un plan ganadero y por otro lado no generan incentivos para producir porque cierran la exportación.

“¿Qué plan ganadero podés implementar si es un país que no tiene un horizonte exportador como lo hacen el resto de los países para que ingresen divisas?”, se preguntó, y añadió: “Hoy no hay dólares en el Banco Central y es fundamental que entren dólares. Sin embargo volvemos a los mismo. Es más de lo que venimos viendo de un Gobierno que nos miente, de funcionarios que no están a la altura. Lo digo con mucho dolor porque van a venir años más complicados”, señaló.

Si bien la medida lleva más de seis meses y pareciera que muchos de los problemas que ocasionó el cierre de las ventas al exterior quedaron atrás, Colombatto puntualizó lo difícil que fue y es para el sector en su provincia. “En Entre Ríos golpeó mucho: hay dos frigoríficos que son netamente chinos y también los productores chicos que, sin espaldas económicas, tenían esas vacas que a la entrada del invierno no las pudieron sostener y se les terminaron muriendo en el campo, en contra de su voluntad”, indicó.

Por su parte, Javier Rotondo, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) apuntó contra el ministro de Agricultura. “A Domínguez no le creemos más nada, absolutamente. Él llegó para cumplir esa misión. Esto es cambiar para que nada cambie. Nuestro escepticismo es total. De la única manera que vamos a creer algo es con los hechos consumados. Se va a agravar la situación, lejos de su objetivo que es que la carne baje, porque van a un desincentivo a la producción gigantesco”, remarcó.

“Es parte del cinismo extremo que tiene este Gobierno y de la falsedad absoluta a la hora de querer pretender pasar ese borrador patético de plan ganadero, que es un cúmulo de frases y títulos, pero está claro que la intención es seguir cuotificando y endureciendo, porque hay una economía inflacionaria que les tira todo para abajo cualquier plan de previsibilidad exportadora”, añadió.

El dirigente cordobés indicó que en su opinión, en el Gobierno “nada van a hacer por el bien de la producción, sino todo lo contrario”.

Por último, Horacio Salaverri de Carbap señaló que su entidad se opone a cualquier tipo de restricciones a las exportaciones, a la creación de fideicomisos que tengan como origen aportes extraordinarios para el sector y al aumento de retenciones.

“Cualquiera de estas modalidades anunciadas y bosquejadas han fracasado en el pasado y entendemos que con ideas antiguas no se puede mejorar el presente. Son medidas equivocadas y debemos ir por otro lado”, dijo.

Mariana Reinke

Fuente: La Nacion

Publicidad