4 de diciembre de 2021 14:49 PM
Imprimir

Brasil se acerca a Rusia para intentar reducir la enorme dependencia de China y obtiene una gran cuota de exportación de carne vacuna y porcina libre de aranceles

El gobierno brasileño de Jair Bolsonaro está haciendo grandes esfuerzos por diversificar la matriz comercial exportadora para evitar una creciente dependencia de China. En ese marco, luego de una visita oficial realizada a Rusia por la ministra de Agricultura de Brasil, Tereza Cristina, la Unión Económica Euroasiática (UEA) aprobó esta semana la ampliación de las […]

El gobierno brasileño de Jair Bolsonaro está haciendo grandes esfuerzos por diversificar la matriz comercial exportadora para evitar una creciente dependencia de China.

En ese marco, luego de una visita oficial realizada a Rusia por la ministra de Agricultura de Brasil, Tereza Cristina, la Unión Económica Euroasiática (UEA) aprobó esta semana la ampliación de las cuotas de importación con arancel cero de carne vacuna y porcina para ingresar a Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajstán y Kirguistán.

La cuota de carne vacuna rusa válida para 2022 tendrá un volumen de 200.000 toneladas, mientras que la porcina será de 100.000 toneladas. Además, la medida prevé un cupo con arancel cero de 38.500 toneladas de carne vacuna y 32.000 toneladas de carne porcina para el resto de las naciones que integran la UEA.

Adicionalmente, el gobierno ruso habilitó 16 plantas frigoríficas brasileñas para poder exportar, de las cuales siete son de vacuno, ocho de porcinos y una combinada de cerdo y avícola. Las plantas industriales habían dejado de exportar a Rusia en 2017 luego de una suspensión aplicada por Rusia ante la supuesta detección de rastros de ractopamina en productos brasileños

La ministra Tereza Cristina discutió personalmente el asunto con el jefe del Servicio Federal Ruso de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria (Rosselkhoznadzor), Sergey Dankvert, para gestionar la reapertura.

En octubre pasado, luego de que los envíos a China debieran ser interrumpidos ante la detección de casos atípicos de “vaca loca”, las ventas externas brasileñas de carne bovina se derrumbaron debido a la enorme dependencia que tiene el sector con ese mercado (situación equivalente a la presente en Argentina y Uruguay).

Tereza Cristina además se reunió en Rusia con directivos de compañías elaboradoras de fertilizantes nitrogenados, fosfatados y potásicos para asegurar la provisión de ese insumo crítico para la agricultura brasileña.

Rusia representa alrededor del 20% del total de fertilizantes importados por Brasil, por lo que la continuidad de la provisión del insumo es un factor estratégico para que el país pueda sostener las producciones agrícolas que representan una de las principales fuentes de generación de divisas.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad