6 de diciembre de 2021 10:37 AM
Imprimir

La carne alemana de cordero sufrió un alto índice de E. coli en 2020

Como parte de la monitorización de zoonosis en Alemania en 2020 se detectaron E. coli productoras de toxina Shiga (STEC) en 50 de 380 muestras de cordero fresco. El cordero de Alemania fue significativamente más positivo en STEC que el de otros países, con 36 de 190 muestras positivas en comparación con 12 de 177. […]

Como parte de la monitorización de zoonosis en Alemania en 2020 se detectaron E. coli productoras de toxina Shiga (STEC) en 50 de 380 muestras de cordero fresco.

El cordero de Alemania fue significativamente más positivo en STEC que el de otros países, con 36 de 190 muestras positivas en comparación con 12 de 177.

Los consumidores, especialmente los niños pequeños, los ancianos, los inmunodeprimidos y las mujeres embarazadas, solo deben consumir cordero bien cocido, advirtió la Oficina Federal de Protección al Consumidor y Seguridad Alimentaria (BVL).

Además, tres de 437 muestras de carne de cerdo molida de tiendas minoristas y mayoristas dieron positivo en Salmonella, al igual que 20 de 436 muestras de pollo fresco y tres de 377 muestras de cordero fresco. De 152 aislamientos disponibles para tipificar, el tipo más común fue Salmonella Infantis de pollos de engorde.

Se detectó Campylobacter en 248 de 453 muestras de carne fresca de pollos de engorde en tiendas minoristas. Utilizando un método cuantitativo, se encontró en casi la mitad de 416 muestras de piel de cuello de pollos de engorde en el matadero, pero solo en 10 de 436 muestras de carne de pollo fresca en tiendas minoristas. De los mataderos, 91 muestras estaban por encima de las 1000 unidades formadoras de colonias por gramo (UFC / g), pero del comercio minorista ninguna lo estaba y solo cuatro tenían entre 100 y 1000 UFC / g.

Se encontró Listeria monocytogenes en 87 de 451 muestras de carne de pollo fresca al por menor, pero solo una de las 307 muestras estaba por encima de 100 UFC / g. También se detectó en una muestra de 346 quesos blandos elaborados con leche cruda, pero el nivel estaba por debajo del límite de detección del método cuantitativo.

Once de las 386 muestras de carne fresca de cordero estaban contaminadas con Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA). Algunas pruebas de pollo fresco, cerdo molido y cordero fresco revelaron E. coli productora de betalactamasa de espectro extendido (BLEE) / AmpC.

Fuente: foodsafetynews.com

Fuente:

Publicidad