7 de diciembre de 2021 10:51 AM
Imprimir

Tecnología aplicada al agro: El rescate para el maíz

La firma Summit Agro destaca la importancia del manejo de malezas en maíz y presenta Brucia, el herbicida para el control de malezas de hoja ancha.

El control de malezas es cada vez más complejo para el productor de maíz. La superficie de maíz afectada por Yuyo Colorado (Amaranthus spp.), sigue siendo la más importante. Le siguen las gramíneas anuales como el Eleusine spp., el Echinochloa spp.Cloris spp. y Digitaria spp., que año a año van incrementando la superficie de incidencia en los lotes. Ante este enorme desafío, la firma Summit Agro sigue posicionando Brucia, un herbicida post emergente que se aplica para controlar malezas difíciles de hoja ancha y gramíneas anuales de verano en el maíz.

La campaña local del maíz

“En los análisis que hacemos desde Summit Agro notamos que la demanda mundial tiende a incorporar más productos derivados del maíz. La oferta tecnológica logra cada vez mayores rendimientos y más estables. Eso favorece el incremento del área sembrada con maíz en Argentina”, explica Nicolás Aluffi, Coordinador de Marketing Regional de Summit Agro en Córdoba. Ubicado en la zona con la mayor producción de maíz en Argentina, Aluffi hace un análisis de la situación actual en relación al clima y a las lluvias, pensando en los períodos NIÑA (de escasas precipitaciones en primavera).

“Teniendo en cuenta las escasas lluvias que podrían darse desde la fecha hacia adelante, es fundamental que el cultivo crezca sin la competencia de malezas. Las escasas lluvias en primavera, en momento en que se implanta el cultivo de maíz, pueden llegar a generar problemas en la incorporación de los productos residuales. Al haber fallas en esa incorporación, vamos a tener presencia de malezas en los estadíos iniciales del maíz que van a afectar y a competir con el cultivo. Por eso, es importante hacer un seguimiento y un fuerte monitoreo de los lotes”, señala Aluffi. Ante este escenario, un producto como Brucia es fundamental para ayudar al productor agropecuario a combatir esta problemática.

¿Por qué Brucia es la solución?

Como definición, Brucia es un herbicida selectivo de acción sistémica para el control de gramíneas anuales y malezas de hoja ancha en el cultivo de maíz. Se compone de un 40% de Tolpyralate en forma de solución concentrada (SC) y se aplica en post-emergencia temprana sobre malezas emergidas y en activo crecimiento.

“Está enmarcado bajo el programa Be Green de la compañía y tiene una característica fundamental que cada vez es más importante para el sistema productivo -y que es una ventaja comparativa respecto a otros competidores: la flexibilidad en la rotación”, cuenta Aluffi. Esto le permite al productor rotar con mayor tranquilidad a otro cultivo posterior a la cosecha del maíz, en comparación a otros productos de la competencia. La razón es una característica fisicoquímica propia del producto, que hace que tenga una vida media muy corta.

Además, según cuenta el Coordinador de Marketing Regional en Córdoba, tiene otras ventajas: “Brucia tiene una excelente selectividad para todo tipo de híbridos, no tiene restricciones al mezclarlo con insecticidas -quizá hay otros productos que presentan este tipo de incompatibilidad- y la dosis va de 75 cc a 125 cc por hectárea”. Para una mejor performance, la recomendación es aplicar este tipo de productos con el agregado de Atrazina sobre malezas en activo crecimiento. Un recurso indispensable para los productores locales de maíz.

Fuente: Clarin

Publicidad