10 de diciembre de 2021 18:54 PM
Imprimir

Sensores e inteligencia artificial pretende aumentar la rentabilidad de las fincas

En España están convencidos que el uso de sensores e inteligencia artificial aumenta la rentabilidad de las explotaciones agropecuarias. Esta es la razón por la que desde el gobierno están trabajando para tener un sector más tecnificado.

Según el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentacion, el papel del sector ganadero en la economía española tiene un valor de producción que en 2020 superó los 20.200 millones de euros. Estos datos podrían mejorar de forma importante gracias a las nuevas tecnologías y a la inteligencia artificial, lo que permitiría un mayor control de todos los procedimientos necesarios en la producción, como lo explica el portal Agro News Castilla y León.

En una investigación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), se concluyó que la incorporación de la inteligencia artificial al sector ganadero y su aplicación mediante dispositivos como sensores de control, optimizaría los procesos de reabastecimiento y planificación de servicios, además que mejoraría la rentabilidad y reduciría algunos costos.

En la empresa INSYLO Technologies SL son especializados en el desarrollo de sensores volumétricos y de calidad ambiental, razón por la que David Raba autor principal de la investigación afirma que “otros sectores más industrializados ya hace años que se benefician de los principios y propuestas existentes en el maco de la industria 4.0, pero el sector ganadero es aún un sector con un grado de digitalización bajo”.

Es por esto que se ha creado un proyecto que consiste en el desarrollo e instalación de sensores que miden con precisión el nivel de concentrado en los silos ubicados en cada finca de crianza de cerdos y en el diseño de algoritmos que gestionarán de una manera más eficiente la distribución de este pienso desde la planta de producción a cada una de las fincas.

El estudio se ha realizado con unos 500 silos de fincas de la provincia de Girona, así como en el entorno de Manchester en Inglaterra, Gales y la isla de Gotland en Suecia.

Según Raba, “la utilización de sensores para el control remoto de estos inventarios en granja se ha demostrado viable y eficaz para eliminar esta brecha de información. Además, la incorporación de esta información fiable posibilita la aplicación de metodologías propias de la investigación y la optimización de procesos de reabastecimiento y planificación de servicios”.

Mayor impulso

El estudio ha demostrado que en las instalaciones agropecuarias la adopción de estas tecnologías no se ha implementado lo suficiente, teniendo en cuenta que entre las causas de esta falta de desarrollo se encuentra la resistencia de sus responsables por su falta de recorrido previo y despliegue, así como la inexistente adopción de sistemas de información que lleguen a recolectar información útil para el funcionamiento y mejora de los rendimientos de la instalación.

En muchas ocasiones, la mayor complicación en la implementación de nuevas tecnologías se debe a la resistencia de las personas al cambio.

Daniel Riera, director de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, señala que “aunque la tecnología que se ha desarrollado en la tesis implica mejoras para todos los actores, la inversión inicial, aunque baja, es inevitable y a veces puede resultar complicado hacer esta inversión si no se alinean productores y vendedores. Si todos son capaces de ver y aceptar la mejora para cada uno de ellos, es difícil no apostar por esta tecnología”.

Colaboración académica y empresarial

Este proyecto y estudio es una muestra palpable de cómo la ayuda del mundo académica y científico en consonancia con la empresa, puede contribuir con éxito a satisfacer las necesidades reales del sector agropecuario. 

Raba concluye que “el sector ganadero en España es fuerte, fuente de riqueza y goza de una reputación excelente. Y ahora los principales productores ya están moviendo fichas para aprovechar la ola de digitalización en todos sus procesos, con el objetivo de mejorar sus productos, sus procesos y, por supuesto, sus costos”.

Publicidad