12 de diciembre de 2021 10:45 AM
Imprimir

Con ingresos récord de dólares, el agro volvió a demostrar su importancia para la economía argentina

El sector liquidó U$S30.100 millones por exportaciones en los primeros once meses del año. Uno de cada cuatro pesos se origina en el campo. La agrobioindustria genera empleo y valor agregado. Y mejoran las proyecciones productivas para 2022.

Las cadenas agroindustriales generan 1 de cada 4 pesos que produce el país. “El 24% del PBI (Producto Bruto Interno) argentino proviene del campo, son USD 77.235 millones, es la actividad que mayor aporte origina”, asegura FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) en su informe de mitad de año que toma en cuenta los números de 2020. El porcentaje incluye la producción primaria, industrial y servicios (comercio, transporte y logística, servicios conexos) y está por encima del promedio histórico 2004-2020 que es del 22,7%. Y aunque todavía no están cerradas, las cifras de este año son aún más alentadoras.

Por su parte, en lo que va de 2021, el ingreso de dólares por agroexportación superó los U$S 30.100 millones, un récord para los primeros once meses del año en todo el siglo, creciendo un 62,1 % respecto del mismo período de 2020. Las empresas del sector agroexportador liquidaron más de USD 2.000 millones en noviembre, la segunda marca histórica de este siglo en el décimo mes del año, según informaron la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Los altos precios internacionales de los granos, los stocks ajustados y una demanda sostenida explican estos récords aún en una campaña donde la sequía afectó a los cultivos de verano y la bajante del río Paraná limitó las operaciones.

De todas maneras, en la campaña 2020/21 el maíz superó las 50 millones de toneladas mientras que la falta de agua afectó más a la soja, que cerró en 43,5 millones de toneladas.

Un informe de IERAL, el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana, estimó que se podrían adicionar USD 2.645 millones por las ventas al exterior de trigo y cebada en el próximo trimestre. Para el trigo se esperan más de 21 millones de toneladas y otros 5 millones de toneladas de cebada.

En los primeros seis meses de 2021, según FADA, 7 de cada 10 dólares por exportación provinieron de las cadenas del agro, explicando el 72% de las exportaciones argentinas. Del total de las ventas al exterior de los complejos agroindustriales el 74,8% se generó en las cadenas granarias; el 11,6% en las economías regionales; el 7,4% en carnes; el 1,9% en lácteos y el 4,3% en otros productos del sector.

“Las cadenas granarias exportaron productos primarios e industrializados por un valor de USD 14.962 millones, lo que representa el 74,8% de las exportaciones de todas las cadenas agroindustriales y el 54% de las exportaciones argentinas totales”, informó la entidad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), de los diez mayores complejos exportadores argentinos del primer semestre de 2021, siete corresponden a la agroindustria: sojero, maicero, triguero, carne y cuero bovinos, pesquero, girasol, y cebada.

Las exportaciones de la cadena de la soja sumaron USD 11.900 millones en ese lapso, el 33,6% de las operaciones totales, con un crecimiento interanual de 55,0%, teniendo como principales destinos a la Unión Europea, los países del sudeste asiático (mayoritariamente Vietnam), India, Medio Oriente, Magreb y Egipto, y China.

En tanto, las ventas al exterior del complejo maicero sumaron U$S 3.744 millones, el 10,6% de las totales, con un salto interanual del 12,6%. Los principales mercados fueron ASEAN (Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático) fundamentalmente Vietnam, Magreb y Egipto, Medio Oriente, ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración, principalmente Perú), República de Corea y Chile.

Incluso perdiendo posiciones, el sector triguero exportó por U$S 1.807 millones, un 5,1% de las ventas totales, registrando una caída interanual de 2,5%. El Mercosur, principalmente Brasil, ASEAN (mayoritariamente Indonesia), Magreb y Egipto, y Chile fueron los principales destinos de la producción.

Las exportaciones de la cadena de la carne y cuero bovinos alcanzaron los USD 1.622 millones, un 4,6% de las ventas totales, con un crecimiento interanual de 0,3%, siendo China y la Unión Europea los mayores compradores. Y la pesca ingresó USD 864 millones por ventas a la Unión Europea, ASEAN, China y USMCA, esencialmente.

El mayor salto lo dio el complejo girasol con un incremento del 81,8% en sus exportaciones, totalizando USD 689 millones (1,9% de las totales), teniendo como destinos principales a Medio Oriente, Unión Europea, India y Chile. Mientras que la cebada generó divisas por USD 622 millones (1,8% de las exportaciones totales), un 46,7% más que en 2020, por ventas a China y el Mercosur, especialmente.

De los principales 50 productos (entre 4.748 productos comercializados) que concentraron el 78,0% de las exportaciones totales, la soja tuvo la mayor participación con un 33,4%, seguida por el complejo maicero con un 10,3%; el automotriz con un 7,0%; el triguero con el 4,9%; el petrolero-petroquímico con el 4,0%; carne y cuero bovinos con el 3,8% y oro y plata con el 3,6%.

Dentro del complejo sojero se destacaron las exportaciones de harina y pellets, el aceite de soja en bruto y los porotos. El maíz se vendió mayormente como grano al igual que el trigo. Y en el complejo carne y cuero bovinos predominó la carne vacuna, deshuesada, congelada fresca o refrigerada.

Producto bruto

Un estudio realizado por FADA da cuenta de que las cadenas agroindustriales aportaron el 24% del PBI total nacional en el año 2020, unos USD 77.235 millones. Es decir que 1 de cada 4 pesos del PBI se originaron en el campo. Cinco actividades explican el 84% del PBI de la agroindustria: la actividad comercial contribuye con el 23,8%, la producción de alimentos y bebidas con un 22,2%, la agricultura con el 20,1%, la ganadería con el 9,7% y los servicios con un 8,7%. Cabe destacar que el PBI de las cadenas agroindustriales creció un 13% desde el primer semestre de 2020 al primer semestre de 2021. Solo el sector primario de la agricultura aportó el 4,8% del PBI nacional y un 20% del PBI generado por todas las cadenas del agro.

Derechos de Exportación

Los complejos agroindustriales aportaron USD 4.808 millones en concepto de Derechos de Exportación en el primer semestre de 2021, el 92,2% del total recaudado por AFIP para el período, en dicho impuesto, según FADA. De esa contribución, un 92% lo explicaron los cereales y oleaginosas: la soja con el 76%; un 2% las economías regionales; un 3% las carnes; un 1% el sector lácteo, y otros productos un 2%.

Empleo

Solo la agricultura -incluyendo el sector primario, industrial, comercio, transporte y logística, vinculados- genera 1.183.000 de puestos de trabajo, lo que equivale al 31,8% del empleo total de las cadenas agroindustriales y al 7% del empleo privado total a nivel nacional.

Valor agregado

A partir de un informe de FADA donde se analiza la relación Valor Agregado sobre Valor Bruto de Producción, los economistas de la entidad concluyeron que en el sector primario la relación es del 50%, mientras que en el caso de las manufacturas de origen agropecuario la relación es del 27%. “De esto se lee que el valor agregado sobre la producción es del 50% en el caso del sector primario, mientras que es del 27% en el sector industrial, por lo que, a nivel contable, el sector primario es el que más valor agrega”, afirmaron. De esta manera, los números desbaratan el prejuicio: “Es cierto que estas etapas agregan más valor a la producción primaria, pero la producción primaria en sí misma es agregado de valor”, remarcaron en FADA.

Fuente: Clarin

Publicidad