13 de diciembre de 2021 12:05 PM
Imprimir

Systems Approach aumentará la competitividad de la uva chilena en EE.UU.

Fedefruta y la ASOEX en los esfuerzos por conseguir la aprobación estadounidense del protocolo del Systems Approach, con la expectativa de empezar a implementarlo en la próxima temporada. El proyecto del Systems Approach se presenta como una alternativa a la fumigación con bromuro de metilo (BrMe) exigida  por el USDA. El Systems Approach, como método […]

Fedefruta y la ASOEX en los esfuerzos por conseguir la aprobación estadounidense del protocolo del Systems Approach, con la expectativa de empezar a implementarlo en la próxima temporada.

El proyecto del Systems Approach se presenta como una alternativa a la fumigación con bromuro de metilo (BrMe) exigida  por el USDA.

El Systems Approach, como método de mitigación de plagas, previene el deterioro, extiende el tiempo de comercialización en destino y preserva la calidad orgánica de la fruta, uno de los mayores atractivos de la uva de mesa chilena.

Lobesia botrana y el uso de Bromuro de Metilo (BrMe)

La producción de uva de mesa en Chile se ve afectada por la plaga cuarentenaria Lobesia botrana (polilla del racimo), la cual ataca a los viñedos, provocando un daño ya que su larva se alimenta de los racimos, ocasionando la pudrición y deshidratación de las bayas, impactando así el rendimiento de las viñas.

En el 2008, a raíz de una detección de Lobesia Botrana en las uvas chilenas, el USDA empezó a exigir el tratamiento con bromuro de metilo (BrMe).

El BrMe es un gas altamente nocivo, con alto impacto ambiental y que además puede afectar la salud de los consumidores. Está prohibido en algunos países y la FAO promueve su reemplazo o reducción.

Además de nocivo, el químico también deteriora la fruta ya que para su aplicación la fruta es sacada de su cadena de frío, calentada hasta unos 15° para que el BrMe sea efectivo y dejando reposar durante dos días antes de ser comercializada. El daño que ocasiona el químico en la condición, calidad y vida útil de la uva, impacta su potencial comercial ya que le quita vida al producto, es decir disminuye la ventana de días en la que el producto va a poder ser comercializado, incidiendo así en los precios de comercialización. Es por estas razones que nace la posibilidad de adoptar el Systems Approach como método alternativo al uso de BrMe.

En la actualidad, existen servicios de inspección, auditoría y certificación que le permitirán a las  empresas implementar el protocolo del Systems Approach. Estos servicios son proveídos por el grupo QIMA por medio de su división QIMA Food Solutions.

QIMA Food Solutions – Inspección, auditoría y certificación para asegurar su cadena de suministro

Es un servicio puesto a la disposición de su empresa, Qima ofrece soluciones tanto al productor, como al exportador, al importador y otros, en todas las fases de la cadena de suministro de alimentos. Le ayuda a garantizar la seguridad, la calidad y la conformidad de los alimentos.

QIMA Food Solutions está preparada para brindar un acompañamiento especializado para implementar el protocolo del Systems Approach, ayudándole a poner en práctica los estándares establecidos que le permitirán garantizar un nivel adecuado de protección respecto a la plaga Lobesia botrana en su uva de mesa. Además usted podrá cumplir con los estándares de calidad del producto que son requeridos por los mercados internacionales.  Este acompañamiento lo realiza a través de sus 3 unidades de negocio: QIMA/WQS, QIMA Produce, e IBD.

QIMA/WQS – Auditoría y certificaciones para el sector alimentario

QIMA/WQS ofrece certificaciones reconocidas internacionalmente por la GFSI, auditoría de terceros e inspecciones de calidad a diferentes sectores de la industria alimentaria.

Dentro de los esquemas reconocidos por la GFSI está GLOBALG.A.P. y GLOBALG.A.P. IFA (norma para el aseguramiento integrado de fincas).

Con el respaldo que tiene del GLOBALG.A.P., QIMA/WQS trabaja para apoyar a los agricultores, desarrollando e implementando sistemas de garantía agrícola basados en hechos y reconocimientos en toda la cadena de suministros. Su rol es importante debido a que conecta a los productores con mercados donde pueden vender sus productos de manera segura y sostenible.

El GLOBALG.A.P. IFA – para frutas y hortalizas, cubre todas las etapas de la producción, desde las actividades previas a la cosecha, como el manejo del suelo y la aplicación de productos fitosanitarios, hasta la manipulación, envasado y almacenamiento de los productos postcosecha.

QIMA Produce  – Inspecciones de origen a destino

QIMA Produce, ayuda a asegurar la calidad de sus productos con la ayuda de inspectores profesionales altamente capacitados. Los inspectores utilizan técnicas y herramientas ideales para llevar a cabo sus tareas para el control de calidad de los productos desde el origen hasta el destino.

QIMA Produce pone a la disposición de su empresa la inspección de productos frescos como la uva de mesa. Proporciona servicios de verificación de la calidad del producto como ser la revisión de color, madurez, firmeza y forma; revisión del peso y diámetro; y revisión de los defectos (cantidad y defectos serios), haciendo una selección exhaustiva de la fruta y descartando aquella que este defectuosa.

La uva de mesa chilena es propensa a daños por los cambios de temperatura, QIMA Produce es especialista en productos que requieren una cadena de frío, por lo tanto, velará porque se mantenga previo a los embarques marítimos y aéreos hasta su destino. Se cuenta con amplia experiencia trabajando estos casos y usted podrá sentirse seguro de que su producto llegará en óptimas condiciones.

IBD

Ofrece certificaciones para productos orgánicos y certificaciones en materia de sostenibilidad. Los requerimientos de esta certificación son: que los productos sean cultivados bajo las normas de producción orgánica y de biodinámica; el no utilizar productos químicos y pesticidas; la preservación de áreas de bosques y de especies nativas, de reservas, etc.

La certificación IBD es importante para el Systems Approach, debido a que esta le permitirá cumplir con los estándares del protocolo como el no uso de químicos. En este caso le propondrá otras alternativas para substituir la fumigación con BrMe de su cultivo de uvas para controlar la plaga de Lobesia botrana.

El Systems Approach

Es una estrategia productiva que tiene como objetivo disminuir la prevalencia de plagas como la Lobesia botrana. Este sistema previene el deterioro, permite extender el tiempo de comercialización en destino y preserva la calidad orgánica de la fruta, uno de los mayores atractivos de la uva de mesa chilena. Además no afecta la rentabilidad de los productos, como sí lo hace la fumigación con BrMe.

Si bien es cierto, los costos aumentan al utilizar este sistema, sin embargo se asegura que la fruta no presentará problemas en el destino.

Esta estrategia productiva, es también conocida como enfoque de sistemas, implica la aplicación de diversas medidas de mitigación de plagas, de las cuales por lo menos dos son independientes.

Los chilenos han estado trabajando en una propuesta desde hace varios años y recientemente se reunieron con la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, el Director del SAG, Horacio Bórquez, y la Directora de la ODEPA, María José Irarrázaval para finiquitar la propuesta y presentarla a Estados Unidos.

En el proyecto, se definen cuáles serían las acciones para tomar para atacar a la Lobesia brotana, se plantea el monitoreo constante de la cosecha y el uso de trampas cada 100 metros, además, se ofrecen soluciones específicas para controlar la plaga de Brevipalpus Chilensis.


Para más información contactarse con Alejandra Pezo, gerente de desarrollo de negocios de Qima al correo  alejandra.pezo@qima.com . Visita nuestro sitio web https://www.qima-produce.com/fresh-produce

Publicidad