18 de diciembre de 2021 10:01 AM
Imprimir

VETO “PROPOSITIVO” A LA ORDENANZA DE FITOSANITARIOS EN RAFAELA

Con la intención de garantizar su subsistencia, el intendente actuó según un análisis de la fiscalía municipal y estableció algunas modificaciones que "aporten funcionalidad" a la norma.

El Intendente de Rafaela decidió aplicar -según su propia definición- un “veto propositivo” a la ordenanza que recientemente modificó la regulación del uso de fitosanitarios en el periurbano de la cabecera del departamento Castellanos.

A dos semanas de la sanción, que se produjo el 2 de diciembre último, Luis Castellano se reunió este jueves con los concejales de los distintos bloques para informarles los motivos de su veto.

Las enmiendas surgieron luego del análisis realizado por la fiscalía municipal, y se decidieron para hacer “subsistir la vigencia de la norma” y aportarle funcionalidad.

En primer término, se suspende por el plazo de ciento ochenta (180) días, la entrada en vigencia del Cinturón Ecológico destinado a la producción orgánica y/o biológica. Se trata de un “anillo” de 150 metros, desde los 50 y hasta los 200 desde el límite urbano.

Además, encomienda al Departamento Ejecutivo Municipal y a la Comisión Especial que crea la tarea de recabar información completa, detallada y actualizada de parte de las autoridades nacionales con competencia en la materia de producción ecológica, orgánica o biológica, relativa a:

a-) los productos fitosanitarios de origen orgánico y/o biológico susceptibles de ser aplicados;

b-) técnicas, condiciones y procedimientos relativos a su aplicación o uso;

c-) medidas de prevención sugeridas en su aplicación, que minimicen riesgos a la salud y el ambiente;

d-) y toda otra información relevante vinculada a la correcta aplicación, uso y manipulación de tales productos.

Hasta que esto ocurra, el Área de Seguridad (conocida como límite agronómico) permanecerá con un ancho de 200 metros contados desde el perímetro urbano y de los establecimientos rurales, manteniendo la protección actual. 

Por otra parte, las restricciones y prohibiciones de la Ordenanza no deberán afectar el ciclo productivo actual de los cultivos del Distrito Rafaela, siendo plenamente operativas desde el fin de tal ciclo.

También propone una aplicación más progresiva de la Ordenanza en la plantación de cortinas forestales en el periurbano, y otorga precisión terminológica y conceptual para facilitar la aplicación de dicha norma.

Las opiniones en el sector son favorables, ya que consideran “razonable” la medida del Ejecutivo. “La ordenanza tenía zonas grises y esto evitará la judicialización”, indicaron a Campolitoral. 

En tanto, los Productores Unidos de Rafaela, grupo surgido ante la urgencia de parar un proyecto que proponía prohibir el uso de fitosanitarios hasta los 1.000 metros desde el éjido urbano, emitieron un comunicado en que resaltan su vocación de comunicar ante quien sea necesario para “seguir sumando” y produciendo. 

Fuente: El Litoral

Publicidad