19 de diciembre de 2021 11:07 AM
Imprimir

La industria de las mascotas, el bienestar animal y su derrame en el agro

El ingeniero agrónomo brasileño José Edson Galvão de França preside actualmente la Asociación Brasileña de Industrias de Productos para Mascotas. La semana pasada en el Palacio del Planalto en Brasilia participaron del foro ProBrasil – Proteínas do Brasil, que reúne a los sectores de avicultura, porcinos, raciones para ganado, mascotas entre otras agroindustrias. En diálogo con La Mañana, contó los […]

El ingeniero agrónomo brasileño José Edson Galvão de França preside actualmente la Asociación Brasileña de Industrias de Productos para Mascotas. La semana pasada en el Palacio del Planalto en Brasilia participaron del foro ProBrasil – Proteínas do Brasil, que reúne a los sectores de avicultura, porcinos, raciones para ganado, mascotas entre otras agroindustrias. En diálogo con La Mañana, contó los pormenores de una industria no tan visible, pero que no para de crecer a pesar de las vicisitudes de la economía y la región.

Usted es presidente de Abinpet, ¿podría describir los objetivos y las actividades de la organización?

La Asociación Industrial Brasileña de Productos para Mascotas (Abinpet, por sus siglas en portugués) representa a una industria que congrega a los segmentos pet food (alimentos para mascotas e ingredientes), pet vet (medicamentos veterinarios) y pet care (equipamientos, accesorios y productos para higiene y belleza). La asociación fortalece al sector por medio de acciones que contribuyen al desarrollo de sus asociados. También actúa para aumentar la percepción de que los beneficios de la relación entre seres humanos y mascotas se extienden a toda la sociedad.

Además, es cada vez mayor la participación del sector en la economía brasileña y, por eso, es parte relevante del agronegocio. Prácticamente el 80% de la facturación es proveniente de los productos para nutrición animal, cuya composición es 95% agropecuaria, con ingredientes como maíz, soja, arroz, trigo y carnes de aves, bovinos y pescados.

¿Cuáles son los principales desafíos para la industria de productos para mascotas en Brasil?

Podemos decir que actualmente (2020-2021) uno de los principales desafíos se relaciona a los costos de producción, que aumentaron mucho. Esto refuerza el desajuste en la relación entre facturación y costos.

La disparidad afecta el precio para el consumidor final, pues los commodities agrarios corresponden al 90% de los costos totales de las materias primas que componen el pet food.

El aumento de las materias primas causa inseguridades al sector, que debe repercutir al menos en parte de los costos a los consumidores. En un período de crisis sanitaria acompañada por la crisis económica, preocupa a la industria el impacto de los costos para las familias. Por eso, el historial de aumento de las ventas no refleja necesariamente el crecimiento real del sector.

¿Cómo ha influido en las familias el aumento de los precios de los commodities agrarios base del alimento animal?

Es importante decir que las familias que poseen mascotas son cada vez más conscientes del papel fundamental del animal en el bienestar de todos. De esta forma, se comenzó a ver el alimento completo proporcionado por Pet Food como el principal factor para la salud de su mascota, justificando así el aumento en el volumen de producción incluso en un año de altos costos para la industria de las mascotas.

Aunque algunos ingredientes han registrado incrementos que van desde el 70% hasta más del 100% (en el caso de las harinas de proteína animal), la gente sigue cuidando a sus animales.

¿Cuáles son los problemas que encuentra con mayor frecuencia con el Gobierno y en cada Estado en particular?

Podemos decir, en suma, que uno de los grandes desafíos que enfrenta el Gobierno Federal y que impacta al desempeño del sector en todo Brasil, es la alta carga tributaria.

A esto se suma la alta carga tributaria sobre el sector de las mascotas, que corresponde al 51,2% (para los alimentos para mascotas, el producto más buscado es el 54,2% del valor total), llevando a que el crecimiento real del sector sea bajo o se mantenga estancada la industria.

Recientemente, junto con el presidente Jair Bolsonaro, se fundó el foro ProBrasil – Proteínas de Brasil. ¿Cómo se beneficiará esto en el objetivo de unificar acciones en defensa de los segmentos agroindustriales?

Con ProBrasil, nuestro objetivo es ampliar el diálogo y la articulación de los sectores involucrados, junto con el Gobierno Federal. Hablamos no solo de la producción de productos en el campo, sino también de la cadena de suministro y la logística.

Buscamos soluciones conjuntas a los problemas y los cuellos de botella de la cadena, y creemos en la integración comercial completa entre el gobierno y la iniciativa privada.

¿Cuál es el volumen de estas siete industrias relacionadas con el procesamiento de alimentos de origen animal que han integrado este nuevo organismo y cómo podrían desarrollar el crecimiento económico en Brasil?

Estas empresas forman un parque que emplea directamente a 1,4 millones de trabajadores en 754 industrias asociadas que, en conjunto, producen un ingreso estimado de R$ 1 billón. Estas asociaciones representan siete sectores económicos: avícola y porcino; biodiesel y bioquerosén; bovino; mascotas; pescado; alimentación animal y reciclaje.

En el caso de la industria de las mascotas, deberíamos llegar a fines de 2021 con ingresos de R$ 36 mil millones. Sumando el comercio minorista, los servicios y la cría de animales, el valor debería llegar a R$ 50 mil millones.  

La apuesta por un mercado que no deja de crecer

José Edson Galvão de França es ingeniero agrónomo por la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ) y tiene un MBA en marketing de la Fundación Getulio Vargas de San Paulo (FGV-SP).

Actualmente, es presidente ejecutivo de la «Asociación Brasileña de la Industria de Productos para Mascotas» (Abinpet, por las siglas en portugués) y presidente de la Cámara Sectorial de Mascotas, órgano vinculado al Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA). Desde 1982, França actúa en el sector de las mascotas. Fue director de la cartera de créditos agrícolas del Banco Nacional y director del departamento de protección de los recursos naturales de la Secretaría de Agricultura de San Pablo.

El sector de las mascotas se ha vuelto cada vez más dinámico y representativo. Es un proceso que viene sucediendo principalmente a partir de los años 1990. En Brasil, en toda América Latina y el mundo, nuevos productos, servicios y demandas han creado oportunidades y cambios.

Galvão de França aseguró que el “avance hizo que las familias aumentaran los cuidados en lo que respecta a la salud de los animales, y que invirtieran más en alimentación, accesorios, medicamentos, visitas al veterinario, y en los servicios profesionales del rubro, como paseadores o guarderías de mascotas, que ahora pasaron a utilizar la tecnología para encontrar nuevos clientes y movilizar aún más el mercado”.

“Comprendemos que, al tiempo que nuestras mascotas son cada vez más importantes para la sociedad, nuestra responsabilidad aumenta progresivamente. Y estamos muy orgullosos de ello”, concluyó.

Publicidad