20 de diciembre de 2021 11:37 AM
Imprimir

“Hay evolución en la calidad y la terminación de los novillos”

El veterinario Cristian Bianchi, encargado de evaluar a los animales que participaron del certamen organizado por la Sociedad Rural de San Luis, ve mejoras en la cría provincial.

Conocer la composición cárnica vacuna y la distribución de la grasa en el animal es información valiosísima para los productores pecuarios. Este fue el foco de la Tercera Edición del Concurso del Novillo Gordo en Pie organizado por la Sociedad Rural de San Luis, que se desarrolló en el predio de Belgrano y Rawson. “Fue un placer estar en esta querida provincia, me siento como uno más. Es notoria la evolución que hubo en tres años en lo que respecta a calidad y a terminación de animales”, soltó como primera conclusión el doctor en Ciencias Veterinarias, Cristian Bianchi, responsable jurado, especialista en sistemas productivos sanitarios bovinos.

En el momento de las devoluciones a los participantes, Bianchi, que no dudó en cambiarle el nombre a la cuarta edición, que se titulará Concurso de Novillo Terminado, indicó que “Lorena (Caruso, encargada de tomar las ecografías), a través de los estudios, puede mostrar aspectos que hacen a la calidad, como la grasa intramuscular, que es una característica apreciable en el momento de degustación de un corte de carne”, indicó, y siguió: “Otro aspecto importante es que aquí tenemos precocidad en los novillos, esto implica asegurar una de las cualidades más deseada por los consumidores que es la terneza de la carne. Esto está dado por la terminación, encontrar el punto adecuado”, aseguró.

Luego de que Caruso le realizara los estudios a cada uno de los animales, enviaron a analizar las muestras al INTA Castelar.

Además, justificó que el concurso debería ser de “novillo terminado” porque “gordo significa exceso y eso es lo que hay que evitar, porque participamos de una cadena en la que somos productores, criadores, recriadores, invernadores y terminamos en un ciclo que finaliza en la mesa de los consumidores, esto es cuidar al cliente que es el que valora todo nuestro trabajo. Tomando en cuenta esta cadena vamos a asegurar un gran producto”.

También se refirió al combate que se genera por las objeciones y cuestionamientos de instituciones respecto a la contaminación ambiental: “Esa pelea hay que enfrentarla demostrando que somos eficientes. Que la captura de carbono y de los gases de efecto invernadero en nuestros sistemas son eficientes y no contribuimos al calentamiento global. Aquellos que nos cuestionan son los primeros que contaminan el aire, entonces estamos en el banquillo de los acusados y nos obligan a defendernos demostrando que somos eficientes”, expresó, y añadió que el mundo también pide certificaciones de bienestar animal, “podemos producir a través de un nuevo paradigma que se llama carbono neutro”.

Por último, especificó que “San Luis tiene una producción que responde a los mejores estándares internacionales, entonces aprovechen las fortalezas, la genética y mejoremos. Miremos del ombligo hacia adentro para ver cómo enfrentamos los desafíos”.

Por su parte Caruso afirmó que ella siempre les repite a los productores que es muy importante medir, porque la información que se reúne es objetiva. “La ecografía hace que se pueda saber de manera fehaciente sobre el novillo, no solo por las características físicas, sino conociendo por dentro cómo es el proceso de terminación del músculo y la grasa. Entonces pueden evaluar cuánto van a poder rendir según el área de ojo de bife y el depósito de grasa dorsal que tengan”.“Siempre les digo a los productores que es muy importante la ecografía, es una medición objetiva del animal”. Lorena Caruso.

Además dijo que una vez que se obtiene el conocimiento del animal hay dos tipos de cambios posibles a realizar: “Uno es empezar a seleccionar reproductores, que se traduce en la  Diferencia Esperada de la Progenie (Dep’s) donde esos animales van a ser los padres de los hijos de los rodeos comerciales, de esa forma se puede ir seleccionando. Y además se puede reorientar la dieta si es necesario”.

La veterinaria aseguró que hacer ecografías no es un servicio caro en relación al valor de la hacienda “porque estos costos siempre van en relación al kilo de novillo. Además ganan en que la interpretacion de datos se hace en INTA Castelar porque es una manera objetiva de evaluar. El animal va con un código, entonces la devolución es con una serie de datos y el jurado analiza también”.

Los establecimientos premiados

Los ganadores fueron Lote campeón de Algarroba SA (raza británica); Lote campeón de Cinco Marías Agropecuaria (continental); en Primer premio lote campeón “Don Horacio” (índica); y Ser Beef (británica de exportación). En la categoría “Gran campeón de concurso y mejor novillo para consumo”, el reconocimiento fue para Algarroba SA; en Reservado campeón para consumo, Cinco Marías Agropecuaria; en Gran campeón exportación y mejor novillo Ser Beef; y Reservado exportación, Cinco Marías Agropecuaria.

Por otra parte, la Asociación de Criadores de Angus premió en novillos livianos a la estancia “La Invernada”, de Juan Carlos Rosso; Angus de exportación, Ser Beef; Angus mediano, Algarroba SA; y mejor novillo Angus, Ser Beef.

El Concurso del Novillo Gordo en Pie tuvo dos jornadas, lunes y martes, de mucho trabajo. En la apertura, la estancia “La Invernada”, de Juan Carlos Rosso, fue la primera en ingresar al predio con dos tríos de novillos para concurso Angus negros y colorados. Con pocos minutos de diferencia, el productor Adalberto Alcaraz, de Juan W. Gez, llegó con una jaula con tres tríos para competir y 28 novillos gordos para el remate general.

La presidenta de la Rural, Yeny Yurchag, junto con su equipo y miembros de la Comisión Directiva compartieron tareas junto a los profesionales en la balanza, la manga y los corrales, donde se concentró la mayor parte de la actividad, mientras llegaban los camiones con animales. En admisión trabajaron codo a codo los veterinarios Martín Rodríguez, José De Battista y Andrea Dellepiane (comisario), y el ingeniero agrónomo Alberto Belgrano Rawson.

Publicidad