24 de diciembre de 2021 10:31 AM
Imprimir

Fracasa una negociación con la Mesa de Enlace por un bono de fin de año

Tras semanas de conversaciones formales e informales entre las partes, las entidades agropecuarias pegaron un portazo y negaron de plano cualquier tipo de pago.

Fracaso la negociación que la UATRE (Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores) venía realizando con la Mesa de Enlace, para acceder a un bono de fin de año de $60.000 para todos los trabajadores rurales.

Frente a la negativa de la dirigencia agropecuaria de otorgar ese beneficio, el Gremio liderada por José Voytenco, amenaza con cortar todas las rutas del país, a la vez de declararse en estado de alerta y movilización.

La semana próxima los trabajadores rurales retendrán las tareas y saldrán a protestar en todas las rutas del país.

La UATRE, el gremio que nuclea a los peones rurales y estibadores de Argentina, pidió un bono de fin de año de 60 mil pesos para las fiestas, pero la Mesa de Enlace negó de plano cualquier gratificación.

El gremio había pedido, hace semanas, una gratificación extraordinaria de 60 mil pesos. Sin embargo, tras semanas de charlas formales e informales entre las partes, las entidades que representan a las patronales de la actividad pegaron un portazo y negaron de plano cualquier pago.

“A 100 años de la Patagonia Rebelde los empleadores del sector quieren que la realidad de los peones rurales sea la misma que en aquellos años”, acusó Voytenco.

El año pasado los peones rurales acordaron un bono de fin de año de 10.000 pesos.

Desde el gremio advirtieron que, de mantenerse la negativa, la semana próxima escalarán las protestas. Detendrán las tareas en los campos y saldrán a cortar las rutas de todo el país para exponer su reclamo y su malestar.

“Ante la insensibilidad de los empresarios del sector rural en un año de bonanza no nos queda más que salir a las calles. En un año de cosechas récord con buenos rindes y buenos precios internacionales, esa situación no se ve reflejada en el bolsillo de los trabajadores”, explicó Voytenco.

Voytenco recordó que “con los desfasajes de precios hoy los trabajadores tenemos una realidad angustiante en una actividad a la que le va muy bien. Es vergonzoso. En un sector rico los trabajadores somos pobres”, disparó.

Vale recordar que el año pasado los peones rurales acordaron un bono de fin de año de 10.000 pesos, luego de arduas negociaciones con las patronales.

La UATRE representa a 560 mil afiliados y tiene presencia federal con 1070 puntos de atención distribuidos desde Ushuaia hasta La Quiaca.

Fuente: nap

Publicidad